Top 5 de películas argentinas.

Elegimos las 5 mejores películas nacionales.

Se terminan los días del calendario y nos ponemos reflexivos. Nos pasamos todo el año viendo películas, saltando de festival en festival, informando y escribiendo críticas. De esta manera, como para darle un cierre a este arduo proceso, voy a seleccionar las que para mi fueron las mejores 5 películas nacionales del 2021. Resumir todo lo visto en un año a solo 5 es una tarea por demás complicada y seguramente muchas buenas producciones queden afuera. Estarán sin ningún tipo de orden específico. 

5 – “Danubio” de Agustina Pérez Rial

Prohibido el peronismo y con algunos años en el poder, la dictadura de Ongania quiso utilizar la IX edición del festival internacional de cine de Mar del Plata como una demostración de apertura hacia el mundo. La censura y cortes en las películas junto a la huelga del sindicato de actores argentinos no hizo que sea una edición sencilla. Aun así, delegaciones provenientes de detrás de la cortina de hierro fueron invitadas a participar, facilitando el contacto con los partidos comunistas locales. 

Tal vez se deba a mi origen como marplatense, que me sienta tan cautivado por lo narrado en esta película. Empero “Danubio” de Agustina Pérez Rial es un gran documental por mérito propio. Brindándole una voz a quienes fueron perseguidos en su momento, ya que la historia no solo es de quienes pudieron contarla. Demostrando la relevancia del festival para la cultura y el país entero. 

4 – “La panelista” de Maxi Gutiérrez

Marcela es panelista en uno de los programas más vistos de la televisión, al menos por ahora, ya que el conductor le informó que no continuará en el equipo. Ante su inminente salida, se cruza en simultáneo con otro panelista, con la primicia más candente del momento. Por traspiés no intencionales, se ve involucrada en la muerte de su compañero. ¿Aclarar la situación o ser la primera en dar la noticia?. El rating siempre gana.

A veces burla, otras crítica, a la televisión, la película de Maxi Gutiérrez surfea por esta ola de manera sublime. “La panelista”, te hace reír, pero cuando las carcajadas culminan, las reflexiones comienzan. Analizar porque nos reímos de algo muchas veces es más importante que el objeto de burla. Y conseguir generar esto es muy difícil, por esta razón hay que celebrar y alentar a quienes mediante sus producciones lo logran. Y muchos más si lo hacen tan bien.  

3 – “Yo nena, yo princesa” de Federico Palazzo

Tras infinitas visitas fallidas a diversos profesionales, una madre descubre que uno de sus mellizos no se identifica con el género asignado al nacer, basado en su genitalia. Con mucho amor y esfuerzo acompaña a su hija en el proceso, culminando en la búsqueda de rectificación del DNI. Este proceso facilita a su hija un documento que certifique su identidad ante la burocracia.  

Si bien la búsqueda del audiovisual no es ser un objeto pedagógico, en cierto modo termina siéndolo. Que no se entienda esto de manera negativa: al tratar la identidad de género en la infancia de manera directa y sin sutilezas, sentando un precedente y poniendo la conversación sobre la mesa. Diciendo las cosas como se tienen que decir, sin hacer la vista gorda, ni temiendo herir susceptibilidades. En lugar de aleccionar o dar cátedra académica, aquí se enseña desde lo emocional. Quien no quiere aprender, no lo hace, pero nadie puede evitar sentir. 

Una verdadera historia de amor y coraje es “Yo nena, yo princesa”. Federico Palazzo, elenco y equipo técnico: espero sean conscientes de lo importante que es una película así, no solo a nivel país, sino para todo el mundo. Colaborando para que la comunidad trans ocupe el lugar que históricamente le fue sistemáticamente negado. Como bien dijo la mamá de Luana, Gabriela Mansilla, en algunas entrevistas: esperemos también a cambiar y/o abrir algunas cabezas de quienes la vean.

2 – “Las cercanas” de María Álvarez

Las gemelas Cavallini, a diferencia de los protagonistas de los anteriores audiovisuales de Álvarez, fueron grandes estrellas del piano. Ahora viven solas en su pequeño departamento de Buenos Aires, y María ingresa a su mundo, cámara en mano. Ellas, como si estuvieran esperando su película desde siempre, se abren y cuentan su historia. Mostrando sus fotos, cuadros y recuerdos al ritmo de la música de piano. 

Siendo esta la tercera vez, se sobre entiende que no se trata de una casualidad. En parte, las historias encuentran a María Álvarez, por otra es su mérito propio y su visión que habilitan que ella sea encontrada. Con “Las cercanas”, la directora lee las partituras de la vida misma y las reinterpreta como las gemelas Cavallini a la obra de Guastavino.

1 – “El prófugo” de Natalia Meta

Una joven doblajista y cantante lírica, conoce al hombre de sus sueños. Viajan juntos y se dan cuenta que no están hechos el uno para el otro. Una noche extraños sucesos ocurren, él pareciera suicidarse y esto cambiará la vida de la joven. Entre el duelo y la desesperación, dormir cada vez es más difícil y conlleva extrañas secuelas que no serán fáciles de comprender. 

Un cine fantástico, donde lo onírico se fusiona con lo real. Una trama del tipo lyncheana que incomodara a cada espectador que la vea, pero al mismo tiempo lo mantendrá cautivo todo el tiempo que dure la película. Una Erica Rivas increíble, junto a un Daniel Hendler que encarna uno de los papeles más aterradores de su carrera.  

 

Francisco Mendes Moas

Estudio, hago y escribo sobre cine. Mi relación con el séptimo arte siempre peligra con convertirse en una peligrosa adicción.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Volver al botón superior

Adblock Detectado

Por favor desactive el bloqueador de publicidad antes de seguir, gracias.