Maria Alché: “La película Puan está generando un fenómeno de apropiación colectiva”.

A través de una entrevista realizada vía zoom, tuvimos la posibilidad de charlar con María Alché, codirectora de "Puan"

Puan es , protagonizada por Marcelo Subiotto y Leonardo Sbaraglia, donde se aborda el mundo universitario de la facultad de Filosofía y Letras en ritmo de comedia con el trasfondo de la realidad argentina. Cobertura periodística: Javier Erlij  Edición: Pablo Petrone

MARÍA ALCHÉ: “PUAN NOS TRASCENDIÓ”

Javier Erlij: María, hablando de esta realidad que nos estás contando; ¿Cómo surgió la historia de Puan, que hoy podemos ver en los cines?

Maria: Comenzó con el deseo de filmar una película, donde el protagonista fuera, Marcelo Subiotto.

Con Benjamín (Naisthat) siempre estuvimos obnubilados, por el talento de Marcelo y teníamos el deseo de verlo desplegar su talento, en una producción audiovisual más larga. Entonces quisimos escribir una película para él; además se nos ocurrió la idea de “meternos” en un espacio. Un lugar particular como es Púan, la facultad de filosofía y letras, ubicada en el barrio de Caballito.

Esto nos permitiría hablar del “mundo” de los filósofos, a través del humor, trabajando con la comedia. A raíz de un profesor que, en medio de estar enseñando cosas tan profundas, con tanta seriedad; tiene que sobrevivir al día a día.

Entonces este conjunto de ideas, fue armando el “mundo” de la película

– ¿Cómo llega a vos, el mundo de la filosofía. que se encuentra tan bien representado en la película?

– Yo en el secundario tuve un muy buen profesor de filosofía, quien me dejó con las ganas de aprender más sobre la materia.  Y tras cursar algunas materias de Artes Combinadas y Cine, me puse a estudiar filosofía, donde rendí varias materias; siempre estoy con ganas de terminar la carrera, pero por las urgencias de la vida, todavía no me lo ha permitido.

Por su parte, Benjamín es hijo de un profesor de filosofía, de otra universidad; entonces él conocía muy profundamente el mundo de los profesores. Por eso desde diferentes lugares, ambos coincidamos en ese mundo

 ¿Querés contarnos de qué trata la película?

–  “Puan”, es una película sobre un profesor que se llama Marcelo Pena; al cual se le muere su mentor, y director de la cátedra con quien trabajó mucho tiempo. Al mismo tiempo, llega de Frankfurt, Rafael (Leonardo Sbaraglia), una gran estrella de la filosofía actual y quiere hacerse cargo de la cátedra.

Entonces en el medio de esa situación, Marcelo tiene que ver, que quiere hacer, y cómo competir con Rafael; sin descuidar sus otros trabajos, ni su vida personal.

Es una comedia divertida, profunda. Espero que la vean en el cine y se puedan divertir

 – Estuvimos viendo que hicieron presentaciones con público, y me encantaría saber: ¿Cuál fue la devolución de la gente?

– Nuestras presentaciones principalmente, eran durante la entrada, a través de sorteo de remeras, bolsos y Marcelo estuvo cantando canciones en italiano; fue muy divertido. De mucho amor y alegría por y para el cine.

Contrarrestando estos momentos tan difíciles de espanto, donde creemos que se combate con alegría y “potencia de vida”. Entonces esas presentaciones fueron una fiesta.

Después de la función, no nos hemos podidos quedar a debatir, ya que la dinámica del cine, no lo permite. Pero si se vendrán, algunas noticias sobre debates, que se enterarán por nuestras redes.

Pero los comentarios, que nos envían a nuestras redes, son mensajes muy conmovedores, hermosos; porque transmiten sus sensaciones…. Y es algo impactante, porque uno busca generar dicha experimentación. Y esta película está generando un fenómeno de apropiación colectiva.

Es muy gratificante saber, que en algunas funciones la gente se va aplaudiendo, es una demostración de que todo el sacrificio, esfuerzo llegó al público.

– Eso es todo mérito de ustedes, porque en vez de hacer una película de nicho, para gente de filosofía, ustedes lo hicieron amplio para que cualquier persona la pueda ver y se pueda enamorar.

– Exacto quisimos que las clases, fueran accesible para cualquiera, porque a veces parece que la filosofía con su lenguaje, parece algo inaccesible y por eso cuando escribíamos y rescribíamos las clases junto con el director, insistíamos mucho en que fueran clases que cualquiera pudiera entender; y eso permitió que cualquiera este próximo a hacerse preguntas, que es lo más interesante que tiene la filosofía..

Por otra parte ¿Qué le dirías a esa niña, que protagonizó “La niña santa” y pasó a dirigir esta película?

– Que le diría a esa niña, no sé, que cuando yo tenia esa edad; no sabía que iba a ser de mi vida, y mucho menos, el cómo. Y bueno Lucrecia Martel, siempre fue un faro enorme en mi vida, ella me dio un consejo que siempre lo tengo presente, “Aprende mucho de todas las producciones, que ya vas a ver como las aplicas”; entonces le diría a esa niña que con mucha incertidumbre, siguió ese consejo.

¿Querés compartir algunas anécdotas del rodaje?

– A veces me preguntan por la codirección y cuento una anécdota que me da un poco de risa; que estábamos haciendo un scouting, que es el momento en el que buscando las locaciones posibles y los espacios y entra Benjamín y ve un sillón de color verde y dice: “Saquemos este sillón, esto no puede estar acá” y al rato lo veo yo y le digo a la directora “Muy bueno este sillón verde, que quede” y bueno es un poco la “dificultad” de dirigir de a dos.

También cuando filmábamos de noche, con los estudiantes de verdad de la facultad de Filosofía y Letras, hubo un momento, en que se superó la ficción; donde los alumnes, se apropiaron de la escena, empezaron a cantar canciones. Y hubo “algo” que se generó, y provocó que los cuerpos sepan dónde ubicarse. Pero a raíz de esa situación, llamaron al rector, para preguntarle si la facultad estaba tomada.

– Qué maravilla, habla del verosímil que lograron y mientras te escucho me voy acordando de la peli, y se me caen  las lágrimas; porque es muy emocionante, e invita a pensar que esta pasando con los argentinos. Me parece espectacular el mensaje y como se va llevando adelante.

– La verdad es que no era una intención programática, sino que era la idea de una película que va a la emoción, donde el personaje está haciendo un duelo por este maestro que perdió, son de estas personas, que han vivido el siglo 20, con todas esas experiencias; y de pronto, cuando se van esas personas, quedan abiertas esas preguntas: ¿A dónde va toda esa experiencia? ¿Cómo vamos hacer los que venimos, para tener vidas más grandes, que nuestras vidas cotidianas? Para tratar de dar ciertas batallas. Por eso el personaje está sumergido en esos mundos

¿Nos podés adelantar tu próximo proyecto?

Yo en este momento estoy trabajando en una película, que estoy escribiendo, que es un proyecto con el que estuve con una beca en el festival de San Sebastián y es una película ambientada en los años 50, y me va a llevar un tiempo largo escribirla. Y además estoy trabajando en un documental, con Lucrecia Martel, en el que venimos trabajando hace muchos años.

Javier Erlij

Licenciado en Periodismo, Profesor para la Enseñanza Primaria, Técnico en Periodismo, Critico de Cine. CEO de Cine Argentino Hoy.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Volver al botón superior

Adblock Detectado

Por favor desactive el bloqueador de publicidad antes de seguir, gracias.