Merdeces Scápola: “Norma es una de esas películas dónde sentís que ninguna escena está de más, es profunda y cuenta más de una cosa”

En la semana del estreno de Norma, hablamos con Alejandro Awada y Mercedes Scápola, los protagonistas del film Nacional, dónde hablamos de la experiencia de ambos, y de la importancia de reivindicar a nuestro Cine Argentino, por  Javier Erlij

En forma exclusiva Cine Argentino Hoy accedió a una entrevista con los protagonistas de “Norma”, la película argentina dirigida por la gran Mercedes Morán, estrenada hoy jueves 19 de octubre. Mercedes Scápola y Alejandro Awada hablaron con Javier Erlij. Edición: Leandro Deza

Mercedes, Alejandro, ¿Nos es fácil reírnos a los argentinos?

– Alejandro: A los argentinos sí, están más flojitos en ese sentido, al porteño en particular, se ve que, porque vivimos en esta Ciudad re loca, nos cuesta un poco más sonreírnos.

– Mercedes: Bueno, mi personaje es una médica, muy compenetrada con su trabajo, muy empoderada digo yo, en el sentido  que es una mujer viviendo en algún lugar de la Provincia, sola, y  toma un riesgo grande, una decisión después de mucho tiempo de pensarlo, que no vamos a spoilear pero bueno la comunica en algún momento de la película, entonces corre, como tantos otros personajes de la peli, un riesgo para ser feliz.

¿Es una película muy femenina, no? Con una mirada diferente, hecha por una guionista como Mercedes y cómo Santiago, pero con una mirada distinta, cómo un empoderamiento a lo largo de la película muy coral, ¿Cómo vivenciaste el trabajo con Mercedes?

– Mercedes: Sí, es muy coral, es verdead. Si bien Norma es la protagonista absoluta de la película, había algo muy coral y dónde cada uno de los personajes, cada uno de los vínculos, cada una de las escenas tenían una relevancia y una importancia. Es una de esas películas dónde sentís que ninguna escena está de más, dónde cada escena está por algo, es profunda y cuenta más de una cosa, cuenta el vínculo y cuentan lo que quieren, lo que no, están llenas de contradicciones, tiene mucho humor, entonces no había ninguna escena dónde daba lo mismo filmarla o no, y ahí también se ve la decisión de los autores. Cada escena era muy rica para actuar, era un gran desafío para nosotros, los actores.

Y a vos Ale, ¿te toca el personaje Anti-Héroe se puede decir?

– Alejandro: Anti-Héroe está muy bien, queda bien. Es un hombre que tendrá cerca de 50 años, y a lo largo de su vida, te transforma muy poquito, le dijeron que tenía que ser de una forma, y el tipo, es así. Clase media, él cree que enamorado de su mujer, hasta que le pasa algo, y a partir de eso, el tipo empieza a transformarse, pero eso sería la segunda versión de la película.

¿Cómo interpretás a alguien de la Sociedad Rural Argentina? ¿De qué te agarrás? Sabiendo que está en las antípodas de tu pensamiento

– Alejandro: Sí, pero yo conozco mi lado serio, es un plomazo que me acompaña hace tantos años. Lo conozco a ese ‘señor’, a ese porteño, que cree que está todo bien, y que no hay que cambiar absolutamente nada para que todo siga bien.

– Mercedes: Bueno yo pasé toda mi infancia en Córdoba así que ir a filmar a Córdoba era hermoso, era reencontrarme un poco con mi infancia. Ir a rodar a cualquier otro lugar donde no sea tu casa es, cómo dice Alejandro, vacaciones pagas, por más que trabajemos todo el día. Es un lugar dónde llegas, a otro lugar, otra casa, otro hotel, otra cama, ibas a trabajar, comías con tus compañeros, te levantabas para ir a trabajar de lo que a uno le gusta, tenemos ese privilegio, entonces la verdad fue todo una fiesta, muy hermoso. Y estar en ese lugarcito chiquitito que estábamos ahí filmando, íbamos al restaurancito a comer, a pasear cuando teníamos un huequito, ellos que conocen la casa del Che cuando era chico. La filmación que era en una casa preciosa, por lo menos a mí que me tocó casi todo el tiempo filmar en la vivienda, entonces era muy hermoso ir a trabajar, era una fiesta. Recuerdo  la pasamos divino, que se pasó rapidísimo, a mí  me tocaba ir y venir todo el tiempo de Buenos Aires, estaba esperando que me toque volver para ir a rodar y entrar en el modo película, entrar en Norma otra vez un ratito y volver a salir, eso fue muy precioso.

Alejandro, ¿Cómo es rodar con Mercedes (Morán)?, Que uno la quiere tanto, cómo a vos, que nos acompañó tanto en el Cine argentino

– Alejandro: La admiro profundamente, y me encontré con una compañeraza, suelta liviana, tranquila, amorosa, compañera, y aprendiendo con semejante maestra.

Me gustaría que me den tres razones para apoyar nuestro Cine Argentino, y luego lo que quieran resaltar de Norma para que nadie se la pierda

– Mercedes: Primero eso, apoyar al Cine Argentino, hoy y siempre. Pero hoy es muy importante decirlo, porque apoyar el Cine Argentino es apoyar los puestos de laburo, los creadores, los guionistas, los técnicos, y está bueno. Yo cuando voy a ver Cine Argentino, siento que colaboré con algo que me gusta, no porque sea actriz, me gusta ver a mis compañeros, ver a actores argentinos. Segunda razón, porque es la película de mi mamá, así que me gustaría que la apoyen, y después porque es una película hermosa, esperanzadora, y en estos momentos, reírnos un ratito, sin negar lo que pasa, en el mundo medio monstruoso que estamos viviendo, hacerte una horita y pico para divertirnos y hacernos felices, es una buena razón.

– Alejandro: Yo no recuerdo algo gracioso particularmente, pero esto te va a gustar. Estaba la casa, tenía al lado una especie de galería, y a 200 o 300 metros estaba la cierra, entonces estábamos casi en el paraíso, en un hotel divino también, todo muy bien, pero te debo lo gracioso.

Ya es hermoso lo que me están contando, de esos paisajes, del Sur de Córdoba. La última, para vos Mercedes, ¿cómo es trabajar con mamá?

– Mercedes: Es hermoso, nosotros elegimos siempre que trabajos hacemos y cuáles no, y cuándo lo elegimos es como una cita, una salida, es como decir ‘vamos a salir a algún lugar’. Hablamos mucho de lo que vamos a hacer, del personaje, de la escena, de lo que nos divierte, y lo que nunca tratamos de perder es la alegría de trabajar juntas, cómo lo elegimos muy cada tanto, ese día que vamos a trabajar es sabiendo que vamos a trabajar todo el día juntas y en el medio metemos nuestra vida, nuestras cosas, siempre nos quedan cosas por contar, entonces es lindo tener un día de laburo con tu mamá.

Mirá la entrevista completa en vídeo con Alejandro Awada y Mercedes Scápola

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Volver al botón superior

Adblock Detectado

Por favor desactive el bloqueador de publicidad antes de seguir, gracias.