AcciónAdelantosCiencia ficciónCriticaDramaEstrellas del cineEstrenosHBOInternacionalNoticiasSeriesTelevisión

“Raised by Wolves”. Crítica

Ridley Scott lleva tanto a los androides como a los humanos a un punto de quiebre.

La serie de HBO Max, Raised by Wolves lleva al extremo la ciencia ficción de la mano de Ridley Scott que muestra la maternidad y junto a ella el salvajismo humano.

Creada y producida por Aaron Guzikowski, quien fue el guionista de películas como, Contrabando (2012) y La Sospecha (2013). Junto a Guzikowski, en la producción ejecutiva y en la dirección se encuentran Ridley Scott y Luke Scott.

El elenco está compuesto por Amanda CollinAbubakar SalimTravis FimmelWinta McGrathNiamh AlgarJordan LoughranFelix JamiesonEthan HazzardAasiya ShahIvy Wong y Matias Varela.

Dos androides, Padre y Madre, son encargados de criar niños humanos en un misterioso nuevo planeta después de que la tierra fuese destruida por una gran guerra. A medida que la pequeña colonia de humanos es amenazada con ser destruida por las diferencias religiosas, los androides aprenden que controlar las creencias de los humanos es una tarea traicionera y difícil, iniciando una lucha por salvar lo que ahora es su hogar. 

La ciencia ficción de Ridley Scott

Esta serie realmente es para los amantes de la ciencia ficción Hardcore, ya que va de más a menos con respecto a la acción, pero siempre tirando el cable al lado más profundo de la trama, mezclando la ciencia, la ficción y la religión dentro de una pelea que parece que no quiere terminar.

Raised by Wolves tiene un toque del famoso director, llegando a tener muchas similitudes con sus anteriores obras, tales, así como: Alien, el octavo pasajero (1978) y Blade Runner (1982). Esto se ve reflejado en Madre y Padre, ambos siendo androides y que son similares a los replicantes, estos mismos compartiendo esa sangre blanca que poseen. Además, con el pasar de la trama, evolucionan y van adquiriendo un gran sentimentalismo como lo hacen los humanos en la vida cotidiana.

Maternidad

Amanda Collin tuvo una interpretación espectacular como Madre, que es la encargada de cuidar y criar a los niños que van creciendo en esta pequeña colonia. A pesar de que es un ser superior en todos los sentidos, ella tiene un sentimiento muy grande, y muestra lo importante que son todos para ella y la forma en la que los protege.

Así como lo haría una loba en su manada, Madre es capaz de llegar más allá del extremo con tal de tener a todos protegidos, ya que los humanos en Raised by Wolves, son menos humanos de lo que nunca fueron.

A pesar del drama que conlleva sobrevivir en un lugar tan inhóspito y hostil, Madre hace hasta lo imposible, mostrando ese instinto materno para salvar a los suyos y despejar cualquier amenaza a su alrededor.

La fragilidad humana

La serie de Aaron Guzikowski nos muestra lo peor del ser humano, lo bajo que es capaz de llegar por culpa del fanatismo ciego, en este caso por el lado de la religión. Careciendo de casi toda humanidad con tan de cumplir su meta, los humanos muestran ser la peor calaña, lo que hace que la serie incline la balanza por el lado los androides. Aunque no todos son así, es muy difícil luchar contra lo que seria un sistema estipulado que parece una cacería de brujas.

Además de lo cruel que el humano puede ser, algo que genera cierto miedo, que Ridley Scott lo hace de maravilla, es la fragilidad del cuerpo. Los androides son superiores a los humanos en todos los sentidos cuando hay que hablar de fuerza, por ende, ver como los humanos son incapaces de defenderse ante una lucha cuerpo a cuerpo con un androide es visceralmente brutal e inquietante. 

Para cerrar

Raised by Wolves es quizás, para los amantes más férreos de la ciencia ficción y principalmente de lo que está relacionado con el mundo de Ridley Scott, ya que su toque se encuentra constantemente a lo largo de la serie. Es una gran obra, es muy interesante y atrapante, muestra una gran distopia apocalíptica de lo que podría pasar, pero siempre sorprendiendo y dejando una puerta abierta.

Probablemente la serie fue de más a menos, teniendo en cuenta que no tiene tantísima acción luego de sus primeros dos episodios, no como Altered Carbon (2018), que es algo constante, pero es muchísimo más profunda y dramática. Lleva un gran desarrollo de personajes y no todo les sale bien, ya que no son perfectos y eso es lo más humano que tiene la serie.

Las actuaciones son impresionantes, Amanda Collin es el foco que brilla por demás y también lo hizo muy bien junto a ella, Abubakar Salim. Con respecto a Travis Fimmel, siendo el más conocido, pudo haber tenido un desarrollo un poco mejor manejado, pero su personaje sienta muy bien.

La musicalización y la filmación son excelentes, Ridley Scott usó varios paisajes que ya había utilizado en Prometeo (2012). El guion y el vestuario estuvieron muy adaptados provocando un inmersión en la trama.

La serie de HBO Max puede ser un poco lenta y quizás hasta algo pesada, teniendo en cuenta que la religión y la ciencia pelean con el cuchillo entre los dientes. Pero vale la pena darle una oportunidad si se quiere ver algo diferente a lo visto en este género.

Raised by Wolves

Dirección - 90%
Actuación - 90%
Guion - 80%
Musicalización - 90%
Fotografía - 90%

88%

La serie de HBO Max muestra la crudeza de la supervivencia y en como los androides deben buscar como salvar a sus allegados, luchando contra los humanos e ideologías que los llevan a hacer cosas impensadas, pero también ellos se verán envueltos en esta guerra.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar