Jonathan Perel, realizador de “Camuflaje”: “Para mí no había película si Félix Bruzzone no aparecía”

En la semana de la "memoria, verdad y justicia", Jonathan Perel estrena el documental "Camuflaje" y en exclusiva dialogamos con el guionista y director del film.

En la semana de la “memoria, verdad y justicia”, dialogamos con Jonathan Perel, guionista y director de “Camuflaje”. El realizador cuenta cómo conoció al escritor Félix Bruzzone, la manera en que lo convenció de ser el protagonista el relato y mucho más.
Félix Bruzzone y Jonathan Perel, antes del estreno de "Camuflaje" | El film se verá en la Sala Lugones del San Martín | Página12-En la semana de la “memoria, verdad y justicia”, estás presentando “Camuflaje”. ¿Queres contar vos de qué se trata tu documental?

“Camuflaje” es un documental un poco basado en la historia del escritor Félix Bruzzone, que tiene mi edad. Los dos nacimos en el año 1976. Él tiene a sus padres desaparecidos y compró una casa en cercanía a Campo de Mayo, y después de mudarse en la zona descubre por medio de una sobreviviente, que su madre había sido vista con vida por última vez en el centro clandestino de detención que funcionaba en ese lugar. Esto lo descolocó. No supo qué hacer con esa información. Entonces empezó a investigar y a escribir uno apuntes, que luego terminaron siendo una novela llamada “Campo de Mayo”.

Félix se acerca a mí con esos apuntes, primeramente para proponerme hacer una película. Él conocía mis films anteriores y mis trabajos sobre temas de espacio y construcción de la memoria en lugares que funcionaron como centros clandestinos de detención. No sé muy bien qué tipo de película imaginaba Félix, pero bueno, un poco así fue el germen del documental.

Después de mudarse en la zona, Félix descubre por medio de una sobreviviente, que su madre había sido vista con vida por última vez en el centro clandestino de detención que funcionaba en Campo de Mayo”.

Es decir, él me acercó la idea de su texto escrito y a mí me impactó que la novela tenía escenas muy cinematográficas. Imágenes muy potentes. Además, me acuerdo que le dije que me interesaba realizar la película pero quería que él hiciera el personaje de “Fleje”, basado en su biografía personal, pero que no dejaba de ser un personaje de ficción que sale a correr en busca de su madre. Él le pone el cuerpo a la película, por eso cuando Félix corre, las tomas son muy largas de duración. La idea era que se sienta su esfuerzo, que la duración del plano sea el tiempo de esfuerzo real de él.-¿Cómo lo conociste a Bruzzone?

-Él escribió un primer libro de cuentos preciosos, “76”, donde había un texto sobre carrera de camiones militares, y yo quería hacer un corto sobre ese cuento. Me acerqué, le conté la idea y me dijo “adelante” y a partir de ahí Félix empezó a ver mis películas. Entonces, nuestro encuentro se produjo compartiendo la mirada estética de cómo tratar estos temas de la dictadura en el cine y la literatura.

-¿Cómo fue trabajar en la zona de Campo de Mayo y cómo trabajar con Félix el tema de la memoria?

-Sí, de hecho fue un gran desafío, porque él escribe una historia de un personaje que sale a correr por Campo de Mayo, pero después resulta que para la película había que hacerlo de verdad. En ese sentido, la película es muy documental. Me acuerdo que el día anterior a comenzar el rodaje, Félix me llamó atemorizado para preguntarme si estaba seguro que él tenía que aparecer en cámara. Para mí no había película si Félix no aparecía y le dije que era lógico que se sintiera atemorizado, pero que íbamos a tener tiempo. Nadie nos iba a apurar.

Él escribe una historia de un personaje que sale a correr por Campo de Mayo, pero después resulta que para la película había que hacerlo de verdad”.

Yo sé que entrar en estos sitios de memoria requiere que uno no pueda apurarse, hay que habitarlos y dedicarles tiempo. Son lugares habitados por fantasmas y uno tiene que esperar que éstos aparezcan. Entonces le dije: “Quedate tranquilo, le vamos a encontrar la vuelta juntos. Vamos a probar de distintas maneras”. De ahí que con cada persona que él se encuentra, no es la típica entrevista que se hace en una o dos horas de un documental más clásico. Era pasar mucho tiempo, probar distintos lugares, repetir tomas… En ese sentido, la película es mucho más ficcional de lo que parece. 

-¿Cuál fue tu mayor desafío en plasmar dentro de un documental una ficción y, a su vez, ficcionalizarlo?

-El desafío para mí en esta película, era ser muy fiel y respetuoso de lo que es la narradora de Bruzzone. A mí me atrapó mucho que en sus novelas, él siempre arranca con un germen muy documental y con un trabajo de campo muy minucioso, y a medida que la narrativa avanza, el personaje se vuelve más delirante, increíble, más ficcioso, al punto que uno deja de creer que eso comenzó siendo un documental. Y en “Camuflaje” yo quería, de alguna forma, reproducir ese arco narrativo de sus novelas, y de ahí que empieza más biográfica y documental con la historia de la madre, su abuela… y después comienza su periplo donde va conociendo personajes y éstos se vuelven cada más increíbles y fantasiosos.

Por lo tanto, el desafío era ver una película donde uno diga: “Es un film de Perel porque hay un trabajo con el tiempo, con el espacio, pero a la vez es una película de Bruzzone también, porque se reconoce su obra en la película”.

-Jonathan, ¿dónde se puede ver la película?

“Camuflaje” se estrenó el 23 de marzo en la sala Lugones y se puede ver durante toda esta semana. 

 

Edición periodística: Andrea Reyes

Javier Erlij

Licenciado en Periodismo, Profesor para la Enseñanza Primaria, Técnico en Periodismo, Critico de Cine. CEO de Cine Argentino Hoy.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Compruebe También
Cerrar
Volver al botón superior

Adblock Detectado

Por favor desactive el bloqueador de publicidad antes de seguir, gracias.