CriticaDramaEstrenosInternacionalMubi

“I was at home, but…” de Angela Schanelec. Crítica.

Una experiencia un poco diferente.

La ganadora del premio a mejor dirección del Festival internacional de cine de Berlín, donde además realizó su estreno llega a la plataforma de streaming Mubi. “I was at home, but…” es la última obra de la directora alemana Angela Schanelec. Una pieza que invita a reflexionar sobre los métodos convencionales de narración, un ejercicio cinematográfico de modos y formas. 

Un niño desaparece de su casa sin explicación alguna. A la semana reaparece como si nada. Su madre, que además está conviviendo con el hecho de estar recientemente viuda, comienza a replantearse varios aspectos de su existencia a partir del traumático suceso. Los profesores del joven también se encuentran movilizados y modifican profundos aspectos de su vida.

Podríamos  pensar el audiovisual como un ensayo sobre la comunicación. Donde se rompen varias de las convenciones establecidas en busca de algo nuevo. Como toda búsqueda que intenta sobrepasar los límites de un status quo establecido algunas cosas pueden quedar en el camino o solo en la experimentación. Basando este criterio en dos aspectos fundamentales: lo cinematográfico y lo verbal. 

En el primer caso, la directora  elige eludir directamente los métodos de representación industrial utilizados en el cine desde hace ya más de un siglo. Por lo tanto la cámara no se acercará a los personajes para ver  sus reacciones ampliadas o en muchos casos el espectador deberá conformarse con un lejano plano general. Adjunto con una metodología de montaje donde se da prioridad a largos planos sin corte, dentro de los cuales se realizarán las acciones. 

Por otro lado, la comunicación verbal dentro de la película pareciera no funcionar en ningún momento. Desde personajes que en lugar de conversar monologan consigo mismos a una pareja cuyas palabras dan la impresión de no ser registradas por la otra parte o un vendedor de bicicletas viejas que debe usar un aparato para hablar con el fin de poder apenas ser escuchado. Los mensajes son transmitidos al espectador a través de acciones, posturas corporales o formas de andar, en lugar del reflejos de emociones en sus gestos faciales. Rostros inexpresivos en cuerpos parlantes. 

De esta manera se genera un producto diferente. Lo suficiente como para que no sea intuitivo ingresar en él, pero no lo suficiente como para ser inexpugnable. Los procesos de búsqueda suelen dar resultados diversos, algunos mejores que otros. Pero aun así hay que tener en cuenta las inquietudes que llevan a tratar de encontrar algo nuevo en “I was at home, but…” de Angela Schanelec. Demostrando que el cine lejos está de morir y que es capaz de reinventarse las veces que haga falta.

Calificación

Dirección
Montaje
Arte y Fotografia
Música
Actuación

De esta manera se genera un producto diferente. Lo suficiente como para que no sea intuitivo ingresar en él, pero no lo suficiente como para ser inexpugnable. Los procesos de búsqueda suelen dar resultados diversos, algunos mejores que otros. Pero aun así hay que tener en cuenta las inquietudes que llevan a tratar de encontrar algo nuevo en “I was at home, but…” de Angela Schanelec. Demostrando que el cine lejos está de morir y que es capaz de reinventarse las veces que haga falta.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios