CineComediaEntrevistasEstrenos

Gianfranco Quattrini: “Contar esta historia desde el humor, es una forma de trascender barreras sobre el tema”.

Entrevistamos a Gianfranco Quattrini, guionista y director de "Encintados", una coproducción argentino-peruana que en tono de comedia aborda un tema tabú en la sociedad de Perú: el amor homosexual y el deseo de la maternidad.

En una entrevista a fondo con Gianfranco Quattrini, el guionista y director de Encintados se sinceró y opinó sobre las discriminaciones en Perú, las razones de contar esta historia a través del humor, el rol de Benjamín Amadeo en la película, y mucho más.

Quattrini No quiero ser muy intelectual sobre la pelcula porque es una historia que va por el lado emocional Foto Pepe Mateos

-¿Con qué se va a encontrar el público en “Encintados”?

-Se va a encontrar con una comedia con muchas emociones; una historia que habla sobre la constitución de una familia y, básicamente, sobre el amor. En la película, una pareja de dos mujeres jóvenes de Perú quieren ser madres y se topan con muchas dificultades, a lo que a una de ellas se le ocurre un plan para lograrlo, a pesar de la resistencia de la otra. Ahí aparece Facundo (Benjamín Amadeo) en la vida de ellas, pero las cosas no salen tan bien como estaba planeado porque, desde el momento que se entera que es padre de ese bebé que está en camino, él quiere ser parte de ese proyecto.

-¿Cómo llegaste a Benjamín Amadeo?

-Desde el momento que comencé a escribir esta historia, quería que el personaje de Facundo estuviese interpretado por un argentino y Benjamín por su look y su manejo del humor daba para el papel, entonces, antes de tener el guion listo le dije: “Benja estoy pensando en vos…”. Finalmente, se concretó.

-¿Y cómo fue trabajar con Benjamín?

-Es súper profesional, le metió muchas ganas. Viajó a Perú para filmar. Su compromiso con el proyecto de alguna manera contagió a los otros actores. Se armó una dinámica muy linda. Es una película con un elenco grande, y tanto él como las dos actrices principales (Ximena Palomino y Magdyel Ugaz) eran como los que transmitían toda esa energía de ganas de contar esta historia. 

Es súper profesional, le metió muchas ganas. Su compromiso con el proyecto de alguna manera contagió a los otros actores”.

-Todos los personajes cometen algún error. Nadie es perfecto…

-Así es. Nadie lo es. No lo somos. Un poco la propuesta era esa: todos están tropezando, queriendo lograr sus objetivos, quizás manipulando un poco para llegar a ello, pero lo que sí todos tienen en común es que adentro sienten crecer algo que se llama amor. Todos actúan desde el amor. No hay una idea de maldad. Pero sí, todos se equivocan.

-La película habla sobre el amor y las nuevas formas de familia y sobre todo, dentro de un contexto social como es el de Perú…

-Sí, teniendo la experiencia de Argentina donde hay mucha más aceptación, aunque no en todos lados, y ya existe social y legalmente una inclusión que en Perú está muy lejana aún; me interesó contar esta historia desde la comedia, porque era una forma de trascender barreras que podían haber respecto este tema y utilizando el humor poder revelar que tenemos muchas cosas en común las distintas modalidades de familias, y es las ganas de compartir, de crear algo juntos vinculados a través del amor. Y ese amor es el mismo si uno tiene un interés por una persona que es de un sexo o del otro, al final de cuentas somos seres humanos.

Me interesó contar esta historia desde la comedia, porque era una forma de trascender barreras que podían haber respecto este tema”.

-Y en este sentido, ¿cómo ves a las nuevas generaciones de Perú con respecto a un cambio profundo que tiene que hacerse como sociedad?

-Desde ya, el cambio va a ocurrir. Tiene que pasar el tiempo. Las nuevas generaciones, evidentemente, tienen una aceptación mucho mayor a la diferencia, pero el problema en Perú no es sólo la discriminación sexual, sino que también hay discriminación racista y económica muy fuerte. Es un país que está atravesado por estructuras rígidas que están empezando a cambiar, pero las cosas no se cambian de un día para el otro. Y también eso, de alguna manera, es un camino que los más jóvenes tienen que apropiarse, y pienso que está ocurriendo, pero todavía las instituciones se mueven más lento de lo que está ocurriendo en la base de la realidad.

-O no lo quieren ver…

-No lo quieren ver, y además hay otros intereses. Imagínate que la iglesia católica tiene mucho poder en Perú, pero bueno, esta historia, aunque no parezca, contó con el apoyo del Ministerio de Cultura.  

Es un país que está atravesado por estructuras rígidas que están empezando a cambiar, pero las cosas no se cambian de un día para el otro. Es un camino que los más jóvenes tienen que apropiarse”.

-¿Contame cómo fue que el Ministerio de Cultura apoyó el proyecto?

-Se concursó y un jurado evaluó. Si el Ministerio dice, vamos a hacer concursos y ponen un jurado, bueno, ya dan la libertad. Entonces, es el camino de encontrar las rendijas por donde ir metiéndose. Luego, cuando la película salió empezaron a decir: “Cómo puede ser que el Ministerio de Cultura…”.

-Y en tu entorno más cercano, ¿qué te dijeron cuando les contaste que iban a hacer una película sobre el amor entre dos mujeres? ¿Te dijeron estás loco o qué bueno viene bien…? ¿Cómo fue la recepción?

-Me dijeron: “¿Por qué queres contar esta historia?” Yo tengo amigos muy cercanos que son una pareja homosexual, que no tienen hijos pero son una familia, pero que pudieron consolidar un vínculo que no ocurrió en parejas heterosexuales como, por ejemplo, mis padres.

¿Y por qué yo quería contar esta historia? Es simple: me parece que es algo que se tiene que hablar. Yo no tengo que pertenecer a determinada comunidad o ser miembro de algún colectivo militante para poder abordar el tema. Lo he hecho con respecto, pero considero que es una manera de aprender sobre él, metiendo, de alguna forma, las manos en ese barro para sacar algo, y claro, hacer la película me ha implicado mucho tiempo de trabajo, son años. Entonces, siempre me preguntaban “pero, por qué estás haciendo esto”, y porque me motiva hablar de cosas que son relevantes y sobre todo encararlas desde este género. Es muy motivante explorar desde el humor un tema que genera resistencia y que, quizás, a través de ese medio pueda ayudar a lidiarla.

Es muy motivante explorar desde el humor un tema que genera resistencia y que, quizás, a través de ese medio pueda ayudar a lidiarla”.

-La película se estrenó el 10 de noviembre. Luego que pase la instancia del cine, ¿está pensado que la podamos ver en alguna plataforma?

-Sí, va a ir a alguna plataforma eventualmente pero, por ahora, no te puedo confirmar cuál. En Perú ya está en una porque ellos fueron socios coproductores, pero en Argentina aún no va a estar disponible, aunque esperemos que esté pronto. Igualmente, creo que si tienen la posibilidad de ir al cine, vayan, porque la van a disfrutar mucho ya que fue pensada y trabajada para eso. Uno como cineasta quiere que la puedan ver ahí, sentirla, verla, compartirla, experimentarla desde el sonido, porque ha sido una comedia muy trabajada desde la música. Te llega desde otro lugar.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar