Sin Perder las Esperanzas. Crítica de “La Última Búsqueda” de Pepe Tobal.

Con el recuerdo fresco del ARA San Juan, una lección de perseverancia por obtener respuestas ante la desidia, la ignorancia y la mentira. Por Bruno Calabrese.

 

El film acompaña a Cecilia Viberti, hija del capitán Esteban Viberti en la búsqueda del avión desaparecido el 3 de noviembre de 1965, que viajaba con 68 personas a bordo (54 cadetes de la Escuela de aviación militar en Córdoba y 14 personas entre tripulantes y autoridades de las FAA). En la aeronave viajaban cadetes en un vuelo de egresados (una tradición de la FAA), desde Córdoba hacia Estados Unidos. Otro avión, el T-43, que volaba junto al TC-48, llevaba al resto de los cadetes. En el tramo entre Panamá a México, a poco de salir, el TC 48 dio aviso de emergencia y desapareció (entre Panamá y Costa Rica).

Desde aquel hecho, distintas versiones rondan la desaparición del Douglas C-54. Hay quienes sostienen que el avión cayó en el mar; otros, aseguran que los restos de la aeronave están aún en la selva de Talamanca (Costa Rica). El avión desapareció el 3 de noviembre de 1965 y después de sólo 7 días de búsqueda fue dado oficialmente por las FAA como caído en el mar y sus ocupantes devorados por los tiburones.

Al ver el documental es imposible no caer en la comparación con la tragedia sucedida a fines de 2017 con el ARA San Juan, sobre todo por lo vivida por los familiares de las víctimas. El intento de los organismos oficiales de ocultar pruebas y deslindar responsabilidades cuando pedían explicaciones sobre la búsqueda. De no haber sido por la insistencia de los mismos la búsqueda del ARA San Juan se hubiese terminado sin obtener respuestas.

Con mucho respeto y buenas elecciones de material de archivo, el documental logra lo que propone. El director plantea seriamente el relato de un historia repleta de misterios., entendiendo el dolor de los familiares. El seguimiento que haremos junto a Cecilia en la búsqueda de su padre estaá repleto de pistas falsas, sospechas y ocultamiento por parte de la FFAA. Ella está firme en su convicción de que su padre se encuentra en la selva de Talamanca y no en el mar. Nos adentraremos en la selva con la esperanza de que el resultado de esta “última búsqueda” (como a ella le gusta llamarla) arrojará resultados positivos. Pero a medida que vamos avanzando esa esperanza irá decayendo y con eso la desilusión. La música indígena que acompañará la búsqueda dentro de la jungla aporta para que el suspenso vaya in crescendo. Además de testimomios de personas que dan diferentes versiones de los hechos, desde el más racional hasta mitos y leyendas relacionados con indígenas.

El  documental es una lección emotiva de perseverancia reflejada con suma responsabilidad por el director. Una hija que no pierde la esperanza en encontrar a su padre desaparecido a pesar de las mentiras y sinsabores que va encontrando en el camino. Una búsqueda sin rencores hacia quienes no hicieron nada, con una ilusión que no se esfuma como se esfumó el olor de ese viejo perfume de su padre.

PUNTAJE: 75/100.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Compruebe También
Cerrar
Volver al botón superior