“Sexo y revolucion” de Ernesto Ardito. Crítica.

Saber de dónde venimos siempre ayuda a comprender hacia dónde vamos.

Imposible es enterarse de la historia que no se enseña ni se cuenta, tanto es así que para muchos lo que narra este documental es completamente nuevo. Pero lo interesante es que no deja de ser una de las piedras fundacionales en la lucha contra la discriminacion y en pos de la igualdad. Realizando su premiere mundial en el marco del BAFICI 2021, “Sexo y revolucion” de Ernesto Ardito, se presenta para hechar luz sobre el asunto y recordarnos como todo comenzo hace muchos años.

Durante los años 70 una agrupacion de disidencias sexuales se organiza en un grupo militante llamado Frente de liberacion homosexual. Hastiados de tener que vivir en las sombras, surgen con la intención de cambiar el orden establecido. La revolución se transforma en una historia de persecución, donde, marginados por otros grupos militantes, son violentados y hasta detenidos por las fuerzas armadas. Simplemente por salirse de los límites establecidos en el marco de una Argentina retrógrada.

Una vez más se hace presente la heteronorma como matriz reinante, que segrega y destruye aquello que no se acople a la misma. Los integrantes del FLH (Frente de liberacion homosexual) se encuentran sin un espacio de militacia dentro de la sociedad. Apartados hasta ese momento de la escena política y social, salen de sus casas y toman las calles para construirse ellos mismos un lugar que ocupar. Algo que expresado de esta manera parece sencillo, pero no hay que obviar el contexto socio político efervescente que se vivía en la argentina durante la década del 70s y posteriormente los 80s.

Con un magistral uso del material de archivo, entrevistas a sobrevivientes y found footage, el documental logra narrar casi cronológicamente los inicios del movimiento. Si en un inicio eran tratados por la sociedad como leprosos, repitiendo el término utilizado por uno de los entrevistados, durante tiempos democráticos, todo empeoraría con la llegada del golpe militar. Convirtiéndose así en el enemigo público número uno, bastaba con demostrar tendencias homosexuales para ser llevado detenido.

Empero, por más peligros que corrieran o trabas burocráticas les pusieran, esta rueda ya había comenzado a moverse y no se detendría hasta la actualidad. Muchas cosas cambiaron y otras lamentablemente siguen igual, como nos hace ver “Sexo y revolucion” de Ernesto Ardillo. Sin embargo, las batallas ganadas, los espacios conseguidos, sea en medios, legales o sociales, son indiscutibles. Todo gracias a la valentía de unos pocos que ya hace casi cincuenta años comenzaron todo sin importar las consecuencias.

Funciones:

Función 1: Viernes 19 de marzo | 18.30 h. | Museo de Arte Hispanoamericano Isaac Fernández Blanco 
Función 2: Domingo 21 de marzo | 18.30 h. | Parque de la Estación 
Función 3: Sábado 27 de marzo | 21.10 h. | Casa Brandon
Se proyecta con: Bajo la superficie
Función online: Viernes 19 de marzo | 19 h. | Disponible por 72 hs. 

Calificación

Dirección
Montaje
Arte y Fotografia
Música

Empero, por más peligros que corrieran o trabas burocráticas les pusieran, esta rueda ya había comenzado a moverse y no se detendría hasta la actualidad. Muchas cosas cambiaron y otras lamentablemente siguen igual, como nos hace ver “Sexo y revolucion” de Ernesto Ardillo. Sin embargo, las batallas ganadas, los espacios conseguidos, sea en medios, legales o sociales, son indiscutibles. Todo gracias a la valentía de unos pocos que ya hace casi cincuenta años comenzaron todo sin importar las consecuencias.

User Rating: 4.4 ( 2 votes)

Francisco Mendes Moas

Estudio, hago y escribo sobre cine. Mi relación con el séptimo arte siempre peligra con convertirse en una peligrosa adicción.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Compruebe También
Cerrar
Volver al botón superior