Un policial negro intrigante que nos remonta a los años 50′ y que nos guiará a través de un homenaje literario lleno de nostalgia.  por Juliana Ulariaga

Punto Muerto nos presenta a Luis Peñafiel, un escritor de novelas de misterio que promete develar el famoso “crimen de la habitación cerrada” en su próxima obra. Abrumado y sin encontrar una respuesta satisfactoria para el enigma, se sorprende cuando el exigente crítico Edgar Dupuin es asesinado a puertas cerradas como las víctimas de sus libros. El escritor, principal sospechoso, deberá enfrentar una carrera contrarreloj y contra la ley para descubrir al verdadero culpable y obtener al mismo tiempo, la resolución perfecta para su novela.

Daniel de la Vega describe a la perfección las emociones que transita cualquier escritor a la hora de sentarse frente a una hoja en blanco. La relación entre el autor, la crítica y los lectores es clave para entenderlo. La desesperación de sufrir el látigo del crítico consume al autor que lucha contra sus inseguridades y frustraciones. Al mismo tiempo, sus admiradores y el éxtasis de poner a prueba su talento, lo incentivan a no darse por vencido. Un análisis con el que cualquier artista creador se sentirá identificado.

Y es así como esta película se convierte en un capricho obligatorio para los amantes de la literatura y el cine de género. La descripción del proceso creativo en sí mismo, y las constantes referencias a grandes escritores de misterio como Arthur Conan Doyle, Agatha Christie y Edgar Allan Poe hacen exquisito cada minuto del film que se complementa con los elementos del clásico policial negro.

Los espacios cerrados, la oscuridad, los claroscuros, la banda sonora y los expresivos primeros planos de los actores nos sumergen en un guión intrigante que se revela pista a pista junto al espectador que puede jugar a resolver el crimen.

El rol protagónico está a cargo del talentoso Osmar Nuñez como el escritor Luis Peñafiel, acompañado por un impecable trabajo de composición que sorprenderá a cargo de Luciano Cáceres y completan el elenco Natalia Lobo, Rodrigo Guirao Díaz, Sergio Boris, Daniel Miglioranza y Enrique Liporace.

Daniel de la Vega logra la complicidad con el espectador. Comparte su amor por aquellas historias y referentes artísticos que lo inspiraron para convertirse en uno de los mejores directores argentinos de su especialidad. Demuestra, una vez más, el talento que nuestro país puede aportar a la gran pantalla.

Calificación: 8 (ocho)

ENTREVISTA EXCLUSIVA PARA CINE ARGENTINO HOY CON OSMAR NUÑEZ

Cámara y edición: Alejandro Ramírez

Cobertura periodística: Javier Erlij

 

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *