AcciónCineCriticaEstrenosInternacionalTerror

Península de Yeon Sang-ho. Crítica

Esta segunda entrega vuelve cargada con más acción.

“Península”, bajo la dirección de Yeon Sang-ho, también escrita por el mismo, un gran filme de acción, perfecto para los amantes del género de los zombis.

Cuatro años después del azote de la infección en Corea del Sur, Busan sólo fue el bastión contra los zombis por un corto período, esto trajo más caos del que había e hizo que todas las personas tengan que huir a la costa y así poder ser evacuadas. Pasados esos años, Corea dejó de existir y fue puesta en cuarentena totalitaria sin evacuar a nadie más ni recibir refugiados. Ahora las ruinas que quedaron del país destruido, por la epidemia, son llamadas “Península”.

El capitán Jung-Seok (Gang Dong-won) de los ROK Marines, escolta a su familia a uno de los tantos cruceros y barcos que estaban abandonado Corea, rumbo hacia Japón. En un imprevisto, ya dentro del crucero, se desvían y se redirigen a Hong Kong, de esta manera el capitán va a buscar respuestas, sin notar que un infectado había ingresado a la embarcación, provocando que éste atacara a los tripulantes y como consecuencia perdiendo a su familia. Sólo quedaron vivos Jung-Seok y su cuñado Chul-min (Kim Do-yoon).

Luego de cuatro años, ambos asentados en Hong Kong son contratados por un grupo de contrabandistas para buscar el dinero que quedó en Península, ya que nadie lo reclama y hace nada con él, pero corriendo el peligro de morir en el lugar, muchos lo han intentado, pero todos fracasaron, ya que el lugar está plagado de infectados. Ambos aceptan, porque la paga será muy buena y se adentrarán otra vez al infierno que alguna vez fue su hogar.

Después del rotundo éxito de Train to Busan (2016), llega su secuela, “Península”, bajo la dirección de Yeon Sang-ho, también escrita por el mismo, director de la primera película. Con las actuaciones de Gang Dong-won, Lee Jung-hyun, Lee Re, Kwon Hae-hyo, Kim Min-jae, Koo Kyo-hwan, Kim do-yoon, Lee Ye-won y Bella Rahim.

Península” es una gran película de acción, perfecta para los amantes del género de los zombis. Un filme que muestra desde el principio cómo los personajes sobrevivieron a la infección y luego refugiados en un país que los odia, deciden volver al sitio del que escaparon por una mejor vida.

Lo que hace totalmente diferente a esta secuela, es que ahora ya no todo ocurre en un espacio más reducido, en Train to Busan (2016), todo sucedía en un tren, había ciertas locaciones más grandes, como las estaciones, pero, aun así, no son como la inmensidad que muestra “Península”.

Los personajes introducidos, la gran mayoría, están preparados militarmente, lo que le da otra esencia de supervivencia al elenco. Las actuaciones siguen siendo buenas, pasamos del egoísmo, a la supervivencia extrema en un lugar inhóspito, de peleas cuerpo a cuerpo con lo que había para defenderse, a armas de alto calibre y vehículos.

Yeon Sang-ho, sabe mantener el drama, pero abusa de los tiempos utilizados, hay escenas en las que se toman demasiado tiempo para decidir las cosas, mientras el caos vuela a su alrededor, ese drama parece dejar a los personajes en una burbuja en la que son invulnerables.

El gran fallo de esta segunda parte es el uso de CGI; al tener que mostrar la ciudad en ruinas y espacio demográfico más grande, se usaron demasiados efectos, se notaba que muchas escenas eran en un estudio y ahora, al haber hordas increíblemente enormes de infectados, también se usó por demás. En ciertas persecuciones nocturnas, a veces trae a la memoria fragmentos de I Am Legend (2009).

Península” funciona como una gran película del género, no es mejor que su antecesora, pero tiene sus puntos más fuertes. El director demostró que puede hacer mucho con muy poco y muy poco con mucho. Si no hubieran abusado tanto del CGI, esta segunda entrega hubiera superado al filme de 2016. La iluminación está muy bien utilizada, las actuaciones son buenas, el drama persiste, el maquillaje es excelente y hay frenéticas escenas de acción.

El director, aclaró, que “Península” no es una continuación de Train To Busan, sino que pasa en el mismo universo, pero aun así toma muchos elementos de la primer película, dando a entender que, quien la vio, sabe de que va el tema con la infección en Corea del Sur, ya que en los primeros minutos da un pantallazo de lo ocurrido anteriormente. 

“Península” es una gran película de acción para los amantes del género zombie, pero carece de la solidez de su antecesora, llenando esos huecos vacíos con el uso excesivo de efectos especiales sin aprovechar los nuevos personajes que desarrollaron, quienes podrían haberle dado un toque de realismo con mejores escenas de acción.

 

Península de Yeon Sang-ho. Crítica

Actuación
Arte
Fotografía
Guión
Música

Península es única en su forma de enfrentar un mundo post apocalíptico, pero aún así no funciona al abusar del CGI en escenas innecesarias, teniendo muchos elementos a favor.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar