AdelantosCineDramaLatinoamericanasRandom

La chica nueva de Micaela Gonzalo. Crítica

La crisis, la familia y el trabajo.

¿La elección familiar o un bien colectivo? ¿Qué tan racional puede ser un individuo ante la necesidad?, son las ideas que rodea el filme de Micaela Gonzalo, que se estrena este 27 de octubre en grandes salas de la cuidad de Buenos Aires. Un país que atraviesa un deterioro en el plano laboral en los últimos años, repercutiendo en la mano de obra a lo largo de todo el territorio y por, sobre todo, tomas de fabricas por despedidos, cierres y recortes presupuestarios de empresas locales e internacionales. A esto, lo que la directora trae al público es un espejo de una problemática constante de lucha por mejores condiciones sociales en un territorio poco observado por el imaginario público. La historia esta basada en múltiples casos de operarios que sufrieron dichas cuestiones en los últimos tiempos.

La cinta vuelca mucho en el asunto de encontrarse a si mismo y la aventura a lo desconocido, a partir de sus nuevos vínculos, la protagonista se plantea que esta bien y que está mal para satisfacer alguno de los dos puntos que rodea su desarrollo; lo racional y lo colectivo. La trama en si es un drama, una relación entre hermanos incomoda y el poder encajar en un incognito territorio, será el desencadenante de la historia.

La película comienza cuando Jimena (Mora Arenillas) al vivir en la indigencia, sin trabajo ni recursos para subsistir en Buenos Aires decidide partir hacia la cuidad de Rio Grande, Tierra del Fuego, donde habita su hermano Mariano (Rafael Federmann) que la recibe de manera indiferente y fría, allí la protagonista tendrá que resocializar su nueva vida impulsada por una relación afectiva con su compañera de trabajo, Martina (Jimena Anganuzzi) quien le propicia motivacion y decisión para repensar las acciones de su hermano y sentirse alguien con una pensamiento más propio y colectivo por la planta de ensamblaje en el cual todos tienen su puesto laboral.

El papel de Mora Arenillas, a pesar de tener pocos diálogos puede se logra palpar una persona que entra en un ámbito desconocido y totalmente nuevo donde centrar su futuro. La fotografía encargada por Federico Lastra trae buenas perspectivas de primeros planos en los momentos de tensión y de emociones claves, a su vez, las fotografías de las locaciones entrando en clima en donde sitúa la historia fueron productivas para la cinta. El frio del sur del pais logra impegnarse (llevado por los geniales planos) en los protagonistas trayendo la sensacion de un clima inospito e incognito para el espectador. 

El frio de Rio Grande, un incesante viento, la crisis laboral que deviene en el rebusque individual de cada trabajador y el sueño del joven por buscar un porvenir en un lugar quizás desconocido, son los puntos que rodean a “La chica Nueva”. El mensaje de Micaela Gonzalo está claro, la visualización de las luchas de las fábricas está presenten y se visualiza a fondo en el filme, buscarse a si mismo, empatía por el genero y el sentido de pertenencia le dieron un significado a una historia de denuncia plena y contemporánea.

Dirección - 8.5
Montaje - 9
Arte y Fotografia - 9
Música - 6.5
Actuación - 7.5

8.1

User Rating: Be the first one !
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar