“Blanca como la nieve” de Anne Fontaine. Crítica.

Un viaje liberador al bosque.

La aclamada directora de “Las Inocentes” vuelve con una libre adaptación de la obra de los hermanos Grimm. Se estrena el 14 de mayo en plataformas de iTunes y Google Play. Por Bruno Calabrese.

Claire, una bella joven trabaja en el hotel de su difunto padre, que ahora dirige su malvada madrastra Maud. Claire provoca sin querer unos celos incontrolables en Maud, cuando su joven amante cae rendido ante los encantos de su hijastra. Maud decide desprenderse de Claire, pero ésta encontrará refugio en una granja donde tendrá la oportunidad de olvidarse de la estricta educación que recibió conociendo a siete príncipes. 

Inspirada en el clásico de los hermanos Grimm “Blanca Nieves”, el film es una deconstrucción arriesgada que funciona como un fresco retrato de mujer. Apoyada en la naturalidad de Lou De Laâge en el papel de Claire, quien con gestos aniñados y una elocuente sensualidad encaja a la perfección. Toda su bondad e inocencia es blanco de a envidia de su madrastra, una especie de femme fatale siniestra y perversa, interpretada con su acostumbrada perfección por Isabelle Huppert.

La película atiende a los dictados de la obra original -hay siete “enanos”, bosque, animalitos, manzanas, etc.- pero se atreve a utilizar el destierro de Claire como símbolo de una profunda liberación -anímica, laboral, sexual- que la heroína vivirá con mucha intensidad. Ese impulso será admirado e incluso respetado por los hombres que la rodean, aun si no la entienden o la querrían sólo para sí. Los únicos enemigos son los adultos más adultos, representados por Maude, la madrastra, incapaces de ver con buenos ojos aquello que no entienden, impermeables ante conductas que sobrepasan sus preceptos morales, y cuyo  impuso será tratar de anularlas.

Apoyada en una increíble fotografía, “Blanca como la nieve” es también un llamado a la vida campestre, a la rutina rural, cansina y bucólica. Lo que hace que el film no sea una simple adaptación de la obra original, sino también un film liberador con una sofisticada e impecable puesta en escena.

Puntaje: 80/100.

  

Actuación
Fotografía
Arte
Guión
Música

"Blanca como la nieve" es también un llamado a la vida campestre, a la rutina rural, cansina y bucólica. Lo que hace que el film no sea una simple adaptación de la obra original, sino también un film liberador con una sofisticada e impecable puesta en escena.

User Rating: No Ratings Yet !

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Volver al botón superior

Adblock Detectado

Por favor desactive el bloqueador de publicidad antes de seguir, gracias.