TOMAS FONZI “Que se haya desfinanciado el cine por una decisión política me parece nefasto”

En medio del estreno de “Todo por el ascenso”, Tomás Fonzi habló de la película, su proyecto en TV junto a Laurita Fernández y disparó contra la gestión actual y su repercusión en la industria del cine y el trabajo del actor. Por: Andrea Reyes

 

En la piel “Rafa”, un verdadero apasionado por su equipo del “Atlético Saavedra”, Tomás Fonzi estrenó su nueva película “Todo por el ascenso”, y lo primero que le preguntamos es qué siente por los colores de la camiseta rojo y blanca… ¿Sos tan fanático de River como lo es tu personaje (“Rafa”)?

No. Soy un hincha, un seguidor.

¿Fuiste el año pasado a ver la Final de la Copa Libertadores entre River-Boca?

Si estaba ahí.

¿Qué impresión te dejó lo que pasó?

Amargura total, vergüenza, pena.

Y en la película, ¿qué lugar tiene el fútbol?

Claramente es el telón de fondo del cuento. En la película se habla de fútbol, está recreada en ese ambiente, en la esencia de la previa, pero no se muestra una pelota, y claramente es una excusa para contar otra cosa: las relaciones humanas, la amistad, las prioridades; en un tono de comedia muy duro. No es una comedia grotesca, en un encuentro de personajes.

¿Qué es lo que más te gustó de la película?

Lo que más me gustó de la peli es que tiene personalidad, un sello. Y eso tuvo que ver con el laburo que hicimos con Jorge, el director (Piwowarski Roza), Ariel (Pérez De María) y Fernando (Govergun), ya que entre los cuatro se armó un grupo de laburo lindo. Jorge (Piwowarski Roza) nos brindó un montón de libertades para proponer, improvisar  y crear.

 

“En la película se habla de fútbol, pero no se muestra una pelota, y claramente es una excusa para contar otra cosa: las relaciones humanas, la amistad, las prioridades”.

 

La peli habla de la “mufa”. ¿Sos cabulero?

No, aunque tengo mis ceremonias.

 Contame las que se puedan…

En el teatro, si no las hago siento una incomodidad. Tiene que ver con preparar el instrumento con algunos ejercicios vocales, oraciones internas, que las hago siempre igual, en el mismo momento, antes de salir a escena. No llegan a ser cábalas porque no me estoy encomendando a un ser superior.

¿Y cómo vez hoy el cine con respecto a los “tanques” con que hay que competir?

Claramente es un pésimo momento para la industria, tanto para el cine, la televisión y el teatro pasa lo mismo. Tenemos, por suerte, películas nacionales que les hacen frente a los tanques de afuera, pero son los tanques de acá.  Lo que siento que se perdió el cine un poco más artesanal. Todo lo que era la Ley de fomento al cine, el INCAA y los subsidios se han desvirtuado de una manera tal, que se dejó de producir directamente, teniendo el talento argentino que tenemos en todas las áreas. Hay talento para tirar al techo y que se haya des-financiado el cine por una política concreta, por una decisión política, me parece nefasto, sobre todo, cuando estábamos hablando de una actividad que se auto-financiaba. No era algo que hubo que re-adjudicar partidas de presupuestos para la salud y sacársela del cine. El cine no le sacaba plata a nada, se auto-financiaba. Lo que han hecho con el cine es una vergüenza, lo que está pasando con la industria es una vergüenza. Solamente que vean la luz los “tanques” nacionales o internacionales.

 

“Hay talento para tirar al techo y que se haya des-financiado el cine por una política concreta, por una decisión política, me parece nefasto, sobre todo, cuando estábamos hablando de una actividad que se auto-financiaba”.

 

Y habiendo tantas producciones de cine, teatro, que son excelentes y que sólo salen a la luz las grandes producciones…

Lo que pasa es que el cine independiente tenía un lugar, tenía salas, tenía pantallas. En el teatro hay mucha oferta, pero decreció el público. Cuando empieza a ajustar el “mango”, el gasto en cultura es lo primero que se recorta y entendiblemente. Pero bueno, eso es un buen termómetro.

 

 “Cuando empieza a ajustar el “mango”, el gasto en cultura es lo primero que se recorta y es entendiblemente”.

 

Y en medio de esto, ¿cómo hace el actor para remarla?

Yo la verdad no me puedo quejar. Mal que mal voy de laburo en laburo y siempre con la previsión de que se termina esto y no sabes qué viene. Eso es un poco inherente a la profesión. En estas épocas, se nota: hay momentos en que decías “la puta madre tengo que elegir entre tres proyectos que me encantan porque cualquiera que elija, voy a dejar otras cosas que me encantan”. Ahora eso no pasa, por lo menos a mí. En estos años no fue así. No me llovió el trabajo. Hay uno, después aparece otro, mucho más esporádico.

 

“Lo que han hecho con el cine es una vergüenza”.

 

¿Crees que en caso que haya un cambio de gestión, puede haber un cambio favorable para la industria?

Yo creo que sí. Espero que sí. Yo creo que la ideología Nacional y Popular tiene que ver con la cultura. Es uno de los pilares fundamentales. En la plataforma del gobierno fomentar la educación y la cultura. Lo vivimos en los 12 años de Néstor (Kirchner) y Cristina (Fernández). Claramente hubo un fomento fabuloso desde lo audiovisual, el teatro, de todas las artes. Yo no estoy hablando de tirar manteca al techo. Siempre por supuesto con las regulaciones y los controles, y no que cualquiera haga lo que se le canta. Ese no es el plan, sino es generar cultura: cuando vos estás en tu casa y escuchas algo que te moviliza…El que te movilice significa replantearte tu vida, tu forma de relacionarte con los otros… Ese es un ejercicio que después se ve reflejado en la sociedad, en la calle, en el tránsito, en el día a día. No es un gasto en ocio, la cultura no es ocio es educación. Entonces, fomentar la cultura es clave en el crecimiento de un país. Es un pilar fundamental, no es un recreo.

 

“Fomentar la cultura es clave en el crecimiento de un país. Es un pilar fundamental, no es un recreo”.

 

¡Tal cual! Y lamentablemente crees que lo que sucedió con esta gestión fue que no se le dio verdadera importancia a la industria…

No se le dio importancia, se quitaron partidas para ponerlas en otro lado, para llevárselas ellos. Y yo creo que sesudamente y a conciencia saben que cuanto más estúpido es un pueblo, más fácil de controlar, dominar y de venderle pescado podrido. Es un plan.

Y en la calle, ¿cómo vez el termómetro? ¿Crees que la situación del país repercute en cómo estamos como sociedad? Nos exacerbemos más fácilmente, o tenemos menos tolerancia a todo…

Si vos vivís en una situación de injusticia donde crees que lo que te está pasando es injusto, cómo no llevarlo a cualquier otro plano, cómo no saltar por cualquier pavada. Si vivís con una nube negra que te persigue y que tiene que ver con que pasarla bien y disfrutar la vida no es un derecho…cuando te quitan ese derecho. Sacrificarte para que tus bisnietos estén algo mejor, que es mentira también. No señor, yo la quiero pasar bien…

 

“Creo que sesudamente y a conciencia saben que cuanto más estúpido es un pueblo, más fácil controlar, dominar y de venderle pescado podrido. Es un plan”.

 

Si te convocan, ¿te gustaría ir a probar suerte a otro país, por ejemplo, México?

Si me encantaría. No sé si es un objetivo. Estuvimos hace un par de semanas en Chile, haciendo la obra “Perfectos Desconocidos”; y fue la primera vez que hice una obra en otro país y dije: “Qué lindo hacer una gira internacional”. Por ver cómo reacciona otra cultura ante una propuesta muy argentina. Fue precioso. Pero bueno, no es un objetivo.

Pero no lo descartas en caso que te llamen y menos en la situación como estamos en este momento…

No, tal cual (Risas).

Proyectos para el futuro, en televisión…

En diez días empiezo a grabar una mini-serie para Cablevisión Flow. Se llama “In-convivencia”: Es una pareja que está conviviendo hace siete años, está todo mal, y en vez de separarse deciden dejar de convivir y volver al principio de la relación.

Volver al noviazgo…

Sí, pero con todo lo que pasó en el medio. Sin estar el uno con el otro permanentemente juntos.

Hoy cada vez más parejas eligen romper con estereotipos de convivencia y, por ejemplo, deciden dormir en habitaciones separadas. Todo es válido…

Sí, estamos en un momento en donde hay que de-construirse y reinventarse.

¿Y quién va a ser tu compañera?

Se está definiendo el elenco. Pero sé que está Laurita Fernández, Marina Belatti, Gastón Soffritti… Lo dirige Mariano Hueter (productor de Idealismo Contenidos), así que es una historia intimista, que cuenta pormenores.

Por último, ¿qué opinas del formato de las mini-series que tanto están pegando en este momento?

Está buenísimo porque es un formato que te permite dedicarle tiempo a cada situación, cada momento. Hueter es muy detallismo, intimista, sutil. Entonces me gustan las coordenadas que propone la tira. 

 

             

 

Andrea Reyes

Periodista de Cine Argentino Hoy, El Argentino Diario y editora de contenidos del diario Business News.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Compruebe También
Cerrar
Volver al botón superior