CineCriticaDocumentalesDramaEstrenosFestivalesIndependientesPelículas Argentinaspremios

“Todo lo que se olvida en un instante” de Richard Shpuntoff. Crítica.

Se presenta en el 19 FICDH en la sección Migrantes.

El Festival de Cosquín en su última edición, le dio a la obra de Shpuntoff  la Mención Honorífica en la Competencia Internacional Largometrajes, ahora se encuentra el la 19 edición del Festival Internacional de Cine de Derechos Humanos. Por Nito Marsiglio.

Este documental, con mucho de ensayo experimental, tiene al propio autor como protagonista. Él comienza planteando la situación del personaje de un libro sobre un hombre sin país, ya que este había sido obligado a vivir en un barco y nunca poder volver a tocar tierra en su país. 

El director nació en Nueva York al igual que su padre, su abuelo era  judío ucraniano y llegó a Estados Unidos como inmigrante a principios del siglo 20, en su ciudad natal se dedicó al arte y la fotografía hasta el 2002 que se vino a vivir a la Argentina. En este país se desarrolló como cineasta y traductor, encargándose del subtitulado. 

Intercalando filmaciones en 16mm de Buenos Aires con filmaciones en 8mm de Nueva York se va haciendo un paralelismo, un poco para contar su historia como inmigrante como lo fue la de su familia, y también mostrando cierta similitudes sufridas por ambas ciudades.

La obra está dividida en capítulos, comenzando por narrar la historia familiar a través de una entrevista con su ya fallecido padre. Cuando el padre habla lo hace en inglés y está subtitulado en español, esa es la única parte donde no hay completamente voz en off salvo la del autor que es quien está filmando al padre.

A esa parte le continua una donde hay un paralelismo de como fue transformada Nueva York y expulsada parte de su gente por un político de turno como también ocurrió con Buenos Aires, las autopistas y Cacciatore, quien fue intendente durante la última dictadura.

También se refiere a la política colonialista de los Estados Unidos hacia el resto de América comentando sobre un hecho histórico ocurrido a finales del siglo 19. Incluso sobre la participación del gobierno norteamericano en la última dictadura y en las violaciones a los derechos humanos.

El film está mayoritariamente narrado con la voz en off del director que pasa del inglés al castellano mientras va cambiando también el idioma del subtitulado. 

Si el espectador observa con atención el subtitulado notará que no es completamente fiel a lo que narra la voz en off. Y es exactamente a eso a lo que se refiere el título de la película ya que durante las traducciones hay cosas que se pasan por alto y son olvidadas al instante.

La obra tiene mucho de autorreferencial y parte con la narración de ese personaje de la novela que era un hombre sin país. 

Ahora bien, deja a la vez este tema para reflexionar y es que entrando en la tercera década del siglo 21, donde se percibe claramente cómo las fronteras se desvanecen, donde una pandemia ha aterrorizado a toda la humanidad por igual, ¿vale la pena seguir hablando de países y no será tal vez hora de que hablemos de “mundo”?

Puntaje: 75.

Calificación:

Dirección
Guión
Fotografía
Montaje
Sonido

Un documental que nos lleva a reflexionar sobre la pertenecía o no a determinados lugares.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios