Ricardo Darín: “Hay que ponerse en el lugar del otro, incluso, cuando recibimos una agresión. El odio probablemente sea el único sentimiento que no prescribe”.

“Argentina, 1985” tuvo su estreno mundial en el 79° Festival de cine de Venecia. En el marco de su presentación Ricardo Darín, Peter Lanzani y Santiago Mitre, entre otros, hablaron con la prensa sobre esta historia de ficción. Los participantes no sólo fueron elogiados durante su paso por la alfombra roja, sino que también recibieron nueve minutos de ovación al término de la proyección.

Ovacionada en la sala al término de su proyección, la película “Argentina, 1985” tuvo su estreno mundial este fin de semana en el Festival de cine de Venecia. La película de Santiago Mitre, protagonizada por Ricardo Darín y Peter Lanzani, participa de la competencia oficial por el premio máximo, el León de Oro, mientras palpita su estreno en el país el próximo 29 de septiembre. En Cine Argentino Hoy, la palabra exclusiva de los protagonistas y su director sobre todo lo que te interesa conocer de esta historia de ficción basada en el histórico Juicio a las Juntas.

Sin dudas, “Argentina, 1985” es la película nacional de mayor proyección internacional en 2022, tuvo su presentación este fin de semana en el prestigioso Festival de Cine de Venecia, luego pasará por los festivales de San Sebastián, Zurich y Londres, donde también competirá. Y, recientemente, fue seleccionada por la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas para representar al país en la 37° edición de los Premios Goya 2023, en la categoría que premia a la Mejor Película Iberoamericana, que se llevará a cabo el próximo 11 de febrero en Sevilla.

“Argentina, 1985” dirigida por Santiago Mitre y protagonizada por Ricardo Darín y Peter Lanzani, se estrena el 29 de septiembre en Argentina y unos días después en Estados Unidos, y tres semanas más tarde estará disponible en la plataforma Amazon Prime Video. Pero, con aplausos, emoción y elogiada por la crítica que rápidamente escribió sus primeras sensaciones sobre la proyección, la película argentina tuvo este fin de semana su gran estreno mundial en el Festival de Cine de Venecia, ya que participa de la competencia oficial por el premio máximo, el León de Oro.

Gran parte de sus integrantes viajaron hasta allí y no sólo se lucieron en la pasarela de la alfombra roja, sino que también abrieron su corazón y expresaron lo que significa esta película para la memoria argentina. Gran parte del equipo estuvo presente en la conferencia de prensa: los Darín (Ricardo y Chino), Peter Lanzani, Victoria Alonso, Alejandra Flechner y Laura Paredes; el director del film Santiago Mitre; el autor Mariano Llinás (guionista del film junto a Mitre); el director de fotografía Javier Juliá; el compositor musical Pedro Osuna y los productores Axel Kuschevatzky, Agustina Llambí Campbell, Federico Posternak y Santiago Carabante.

Ricardo Darin en la alfombra roja de Venecia, antes de la gala de Argentina, 1985 en este sábado¿Qué significa haber filmado “Argentina, 1985”? En pocas palabras que resumen mucho, su director Santiago Mitre simplemente asiente que “era un hecho que creíamos que el cine tenía que retratar” y muestra su alegría y orgullo por “haber sido los primeros en contarla y presentarla ante el mundo”.  Por su parte, para Axel Kuschevatsky, productor, la película habla “sobre la fragilidad de la democracia. No hay nada más contemporáneo en el mundo en el que vivimos que su fragilidad y el compromiso de la ciudadanía y la necesidad de justicia, para que todos sigamos teniendo libertades individuales”.

Ricardo Darín interpreta al fiscal Julio César Strassera, que llevó adelante la acusación contra las juntas militares que gobernaron la Argentina entre 1976 y 1983. Con tono pausado, Darín reflexiona sobre el film que, sin dudas, refleja uno de los juicios más importantes de la historia argentina y que fue ejemplo para el resto del mundo. “Si bien es cierto que está hablando de un hecho de pasado reciente, tiene connotaciones y resonancias en nuestra actualidad pero en todas partes del mundo; pero, básicamente, está mirando hacia adelante, a las nuevas generaciones, y es importante que esto se plasme a través de los ejemplos y no de los discursos, la importancia de recuperar la dignidad de saber que no hay que bajar los brazos, que hay que mirar hacia adelante con libertad pero con justicia y con la verdad”.

Profundizando en las huellas que dejará este film, el premiado y reconocido actor internacional, Ricardo Darín, considera dos miradas posibles, “una es esa proyección hacia el futuro hablando de algo que ocurrió en el pasado y, por otro lado, la película está básicamente enfocada en la humanidad, es una película humana. Y en eso está muy comprometida la mirada hacia el futuro para los jóvenes”.

Composición de los personajes

Componer un personaje requiere de un trabajo de inmersión de los actores y actrices en cuanto precisan adentrarse en el mundo interior y exterior de eso otro “yo” que están recreando. Según Alejandra Flechner, esa construcción a veces se hace “de modo consciente” y otras tantas “de modo no tan visibles”. Recordando aquella Argentina de 1985, la actriz vivió la etapa del Juicio a las Juntas siendo muy jovencita, por lo era “bastante consciente de lo que estaba pasando” y cree que el juicio “además de ser un ejemplo internacional, fue un gran espejo hacia adentro de una sociedad que algunas cosas no quería ver y el juicio hizo que las viera. Por otro lado, en mi adolescencia viví la dictadura, por lo tanto, siento que mi preparación está tatuada en mi vida, en mi cuerpo, en algo que yo viví y que uno ni sabe a veces que lleva adentro, por eso estoy tan orgullosa de estar representando esta película”.

Peter Lanzani es un joven actor de gran proyección internacional, que debió encarnar en esta historia al fiscal Luis Moreno Campo. Lanzani nació con el inicio de la década de los ’90, momento de nuestra historia en que volvíamos hace poco a respirar democracia. Es así que él no vivió la época de la última dictadura militar, pero sin embargo, su percepción sobre el sentido de humanidad y sus valores, hicieron que apenas tuviera el guion en sus manos pudiera empatizar con lo sucedido: “Más allá de que es un tema que en nuestro país nos marcó tan a fuego, obviamente, sabía de los hechos y entendía lo que estaba contando, pero creo que en posición a mi personaje lo que más empaticé es que Moreno Campos encontró la posibilidad de poder llevar a cabo este juicio, contar esta historia, y yo sentí el mismo compromiso cuando Santi me llamó para interpretar el personaje. Poder contar esta historia es un honor enorme. Mirarnos a los ojos haciendo las escenas fue mejor todavía, porque en los ojos ya sucedía, lo hayas vivido o no, todos podemos empatizar y sabemos que la violencia no está bien”.

Por su parte, Ricardo Darín, que trabajó codo a codo con el director Santiago Mitre, describe que “cuando uno tiene una historia entre manos tan claramente diseñada, tan inteligentemente dialogada, las cosas son verdaderamente más fáciles”. En cuanto a la aproximación al personaje, el actor explica que con el realizador no buscaron emular ni copiar a Strassera, sino que buscaron “un camino propio, siendo prudentes y respetuosos con algunas características que consideramos tenía el personaje y eran imperdibles” como, por ejemplo, el sentido del humor que tenía el fiscal; lo que advierte Darín que ayudó a “terminar de definir un poco más el perfil del personaje que nosotros estábamos construyendo, no del real”.

Streaming.PeterLanzani.RicardoDarinEl cine y la dictadura militar

Nuestro país estuvo atravesado por varias dictaduras, pero las últimas fueron muy sangrientas y la sociedad argentina está muy marcada por ello. En este sentido, Ricardo Darín recuerda aquellos años y afirma que “es muy difícil escapar a la posibilidad de que en el círculo cercano alguien no haya tenido un caso de dolor. Todos de alguna forma hemos pasado por eso, más allá de dónde estuviera uno y de la edad exacta que teníamos en eso momento. No nos olvidemos que cuando se instala en una sociedad el terrorismo de Estado, lo primero que hace esa ‘inteligencia’ es intentar anular a los ciudadanos, que no haya comunicación, que no se corra la voz. Eso hace que, muchas veces, la verdad tarde en encontrarle la vuelta. No hay que olvidar que estábamos vedados de comunicación, porque lo primero que hace el terrorismo de estado es cortar la comunicación”. En este contexto, el actor sostiene que, “al principio, nadie estaba convencido de que el juicio fuera a ocurrir. Algunos pensaban que era una cortina de humo, una especie de utilización política y que no iba a llegar a nada. Había muchas posiciones frente a la novedad, pero sobre el final del juicio la sociedad ya estaba más expectante y ansiosa por saber qué iba a ocurrir”.

En este sentido, Santiago Mitre agrega que “en el ’85 había mucha gente que sabía lo que estaba sucediendo y muchas otras personas no querían saber del todo, y el juicio logró poner en las tapas de los diarios el nivel de atrocidad de lo que había sucedido en la dictadura y fue evidente para todos que ese juicio era la forma de fundar un nuevo país. A través de esta película, el cine tiene la posibilidad de colaborar con que eso se vea”.

Sobre la libertad de expresarse, Darín enfatiza que hubieron muchos años en que no se podía hablar sobre lo sucedido pero, afortunadamente, “cuando se abrieron las ventanas para poder hacerlo era absolutamente imaginable que todo el mundo iba a querer tener su versión de los acontecimientos; hay mucho dolor en esa historia”, comenta el actor. En la misma línea Santiago Mitre opina sobre la posibilidad que da el cine para revisar la historia argentina, sosteniendo que ello invita a “reflexionar y mantener vivas la memoria y ciertas cuestiones para mantener a la sociedad”.

Reprimiendo la ira  

Casi sobre el final de la conferencia de prensa, una pregunta dio el pie para que Ricardo Darín diera una de las definiciones más resonantes para nuestro presente y que, lógicamente, no pasó inadvertida: “Cada uno hace lo que puede con respecto a la rabia, la ira…, por eso es muy importante revisar cuál es la violencia propia, la interna, qué nos pasa a nosotros adentro, porque a veces, sin darnos cuenta podemos contribuir a esa violencia generalizada. Creo que si uno tiene sensibilidad humanista, lo primero que tiene que hacer es tratar de ponerse en el lugar del otro, incluso, cuando recibimos una agresión. El odio probablemente sea el único sentimiento que no prescribe“. 

Periodista: Javier Erlij

Edición periodística: Andrea Reyes

Javier Erlij

Licenciado en Periodismo, Profesor para la Enseñanza Primaria, Técnico en Periodismo, Critico de Cine. CEO de Cine Argentino Hoy.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Volver al botón superior