AdelantosCineCriticaEstrenosInternacionalRomantica

“Querido señor”. Crítica.

Estrictas reglas morales atentan contra la típica historia de amor y felicidad.

Una historia conocida dentro los toques culturales y coloridos de la India. La directora Rohena Gera nos presenta “Querido señor”, la típica película de amor entre el rico y la pobre pero de una manera distinta al tener las creencias y particularidades propias del país.

Ratna (Tillotama Shome) es una fiel sirvienta que de chica fue obligada a casarse y que al poco tiempo quedó viuda. Su vínculo irrompible con la familia del esposo hace que no pueda tener su propia vida y se vea obligada a trabajar lejos de su pueblo y en la gran ciudad de Bombay. Su jefe, Ashwin (Vivek Gomber), es un estudioso y trabajador de la clase alta de la India.

Tras una boda fallida por parte del señor, la tristeza y desazón dominará al protagonista tanto que descubrirá que su verdadero amor está viviendo junto a él. Su empleada es la única mujer que lo entiende y lo compadece. Pero la casta, las creencias y las divisiones sociales son muy fuertes y hacen que su romance sea algo impensado y fuera de lugar. Una deshonra para todos.

Tras una historia cliché, lo valioso del film es que nos adentramos en las características propias de la ciudad. Desde sus estrictas normas sociales, culturales y religiosas hasta sus calles caóticas pero coloridas. Presenciamos varias situaciones de discriminación que marcan perfectamente como es la realidad y la división de las clases. Algo que, lamentablemente, dificulta la ecuación: película romántica + rico y pobre = ¿final feliz?.

Puntaje 60/100.

Actuación
Arte
Guión
Fotografìa
Música

Un bello y cuestionable relato que usa el amor para denunciar la división de las clases sociales en la India.

User Rating: Be the first one !
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios