CineCriticaDocumentalesEstrenosFestivalesFICICIndependientesPelículas Argentinas

“En compañía” de Ada Frontini. Crítica.

Tuvo su estreno provincial el viernes 30 de abril en el 10 FICIC.

La autora de “Escuela de sordos” (2013) presenta un documental sobre la simbiosis entre los perros y los humanos, una relación que se pierde en la memoria de los tiempos, que ha generado extensos debates y sobre la que se han escrito infinidad de libros, pero lo que ella trae es una mirada particular sobre esa fusión y es la de entre pares. Por Nito Marsiglio.

Ada comenta que la idea del documental comenzó cuando su perra Carli llegó a su vida y decide ponerse a leer e investigar sobre los perros para comprenderlos mejor y de esa manera hacerle todo más confortable y feliz.

Esta parte se encuentra antes de la película y sirve como un prefacio, luego en la introducción se muestran viejas fotografías de perros que han sido compañeros de alguien y la voz en off de distintas personas comentando sobre esos animales y esto se va mechando con filmaciones de perros que andan en la calle o están sentados en el portal de una casa. Hay una escena muy simpática de un perro que cruza la calle llega muy seguro de sí a una casa e intenta bajar el picaporte varias veces como seguramente esta con llave se resigna a quedarse sentado contra la puerta mirando hacia la calle. Mezclado con estas escenas cuentan la historia de Tilingo un perro que alguien había encontrado casi muerto debido a un fuerte impacto en el cráneo, lo llevan al veterinario este diagnosticó una conmoción cerebral y que no había nada que hacer que ese perro se iba a morir. A ellos le quedó la idea de que a ese veterinario no le importaban mucho estos animalitos y decidieron llamar por teléfono a un médico que conocían y sabían que los amaba. Este manifestó que despacha en seguida a un par de clientes que lo venían a ver por sonseras y que iba con su enfermera inmediatamente para allá.

El doctor les dijo que se iba a salvar porque ellos tienen una capacidad mucho mayor que la humana para reponerse, que le apliquen una inyección determinada tantas veces en el día, que ante cualquier cosa venía el o la enfermera y que esperen que había que darle tiempo a que se reponga. Así fue, el animal se salvó y le pusieron de nombre Tilingo. 

Todo esto es el comienzo del documental y de esta manera la directora va marcando el estilo y el ritmo de la obra como así también sus magníficas tomas con una fotografía magistral. 

Hay en este comienzo mismo la voz en off de un hombre que relata una posible historia del origen de esa relación entre perros y humanos. El dice que los perros se dieron cuenta que los humanos cuando se iban dejaban restos de comida asique si se plegaron a ellos se ahorraban laburo, por otra parte los humanos se dieron cuenta que los perros ladraban y alertaban ante cualquier intruso o peligro lo cual les venía bien como vigilancia. A la vez veían que los cachorros se divertían y hacían monerías que les eran festejadas y de esta manera se fue forjando a lo largo de la historia una relación indestructible.

El film muestra el amor que existe entre distintas personas y sus canes a la vez que también refleja la vida de aquellos que no están en las mejores condiciones como los que están abandonados en la calle, las guardería que están atiborradas de animalitos y la explotación del hombre en casos como la carreras de galgos.

Ada Frontini con esta obra plasma de forma maravillosa uno de los objetivos que ella plantea en su prefacio y es el amor hacia estas magníficas criaturas.

Puntaje: 80.

Calificación:

Dirección
Fotografía
Guion
Montaje
Música

Un documental sobre una relación de amor y amistad que es tan antigua que se pierde en la memoria de los tiempos.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar