“Arturo a los 30” de Martín Shanly. Crítica.

Que difícil ser adulto.

La última película de Martín Shanly, llegó hoy a los cines. Tras el buen sabor de boca que había dejado “Juana a los 12”, el director presenta “Arturo a los 30”. Demostrando que el avance de la edad pocas veces se corresponde con el avance de la madurez. ¿Qué es ser maduro? Bueno, no sabría responderles. Pero seguramente Arturo tampoco. Desde hoy en varias salas de cine del país

Juan se encuentra vagando por la vida con 30 años. Tras el casamiento de una amiga, con la que en realidad está distanciado, sufre un accidente automovilístico camino a la celebración. Esto despierta una serie de flashbacks, los cuales van dando forma a las relaciones que tiene Juan con el resto de los invitados de la fiesta. 

Martín Shanly, no solo dirige, sino que también encarna al personaje protagonista. Quien a sus 30 años vaga errante por la vida, en una especie de adolescencia prolongada. Habitando un mundo que no entiende del todo y que además constantemente lo rechaza. El tipo de personas al que las cosas le suceden y acciona en consecuencia de la manera que mejor puede.  

Sin embargo, la forma de vivir de este personaje combina muy bien con el ritmo de la historia. Las idas al pasado y venidas al presente, el montaje y los encuadres que por momentos ocultan información que luego será revelada, crean un efecto rompecabezas. En el mismo, el espectador irá llenando los huecos, para finalmente ver que era la vida común y corriente de un tipo que está algo en la mierda. Pero qué divertido el proceso de armado.

Hay un concepto digno de resaltar y poner por encima del resto. El tipo de humor y su utilización. Una comedia incómoda, pero al mismo tiempo sana y casi inocente. Aquí es donde se hace presente el cine de otro Martin, Martin Rejtman. Remite directamente al mismo, como un sucesor espiritual, de ese algo que pocas personas pueden hacer bien. 

Con “Arturo a los 30” ya podemos decir que la carrera de Martín Shanly es digna de ser seguida. Moldeando un tono de humor muy particular, para que entre en un coming of age de alguien ya adulto. Contando además con un elenco de primer nivel. Pero sobre todo siendo tan divertida, como entretenida. Mención especial para el bello póster de la película también.

Calificación

Dirección
Montaje
Arte y Fotografia
Música
Actuación

Con “Arturo a los 30” ya podemos decir que la carrera de Martín Shanly es digna de ser seguida. Moldeando un tono de humor muy particular, para que entre en un coming of age de alguien ya adulto. Contando además con un elenco de primer nivel. Pero sobre todo siendo tan divertida, como entretenida. Mención especial para el bello póster de la película también.

User Rating: No Ratings Yet !

Francisco Mendes Moas

Estudio, hago y escribo sobre cine. Mi relación con el séptimo arte siempre peligra con convertirse en una peligrosa adicción.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Volver al botón superior

Adblock Detectado

Por favor desactive el bloqueador de publicidad antes de seguir, gracias.