CineDocumentalesEntrevistasEstrenosPelículas Argentinas

Alejandro Hartmann: ““Me abrió los ojos ver esa explosión feminista dentro de una estructura tan tradicional e inmóvil”.

El jueves 1 de septiembre se estrenó en el Centro Cultural San Martín el documental “El Nacional” y Cine Argentino Hoy dialogó en exclusiva con su realizador, Alejandro Hartmann.

El director del sensacional documental “El fotógrafo y el cartero, el crimen de Cabezas” y la miniserie “Carmel (¿Quién mató a María Marta?)”, introduce su cámara en la intimidad del Colegio Nacional de Buenos Aires para revisar y reconstruir los valores asociados a la juventud, poniendo en foco un futuro esperanzador. Este mano a mano con el realizador invitó a que nos cuente sobre su interés en proyectar lo que sucedía en esta estructura tan convencional y qué encontró durante el rodaje.
-Después de su paso por el BAFICI, llegó a las salas de cine “El Nacional”. Como ex alumno del Instituto, luego de tantos años, ¿qué significó para vos retratar todos los cambios que nos atraviesan culturalmente a la sociedad argentina y al mundo?

-Por supuesto que uno tiene esa mirada de ex alumno y es inevitable recordar el lugar donde uno pasó, pero no soy un ex estudiante muy nostálgico, sino que me interesó como espacio cerrado donde noté que sucedían cosas, porque además mi hijo estaba estudiando ahí. Entonces, un poco mi mirada tuvo más que ver con ser padre y ver desde otro lugar, y darme cuenta que muchos de los cambios sociales que estaban pasando en la sociedad argentina, se veían reflejados en ese microcosmos del secundario particular.

-¿Tuviste impedimentos para retratar todas las invisibilizaciones que hubieron durante tanto tiempo y que, de alguna manera, tu documental las pone a la luz terminando con la salida del rector Gustavo Zorzoli y asumiendo luego el rectorado una mujer, Valeria Bergman?

–En un principio, parecía un imposible directamente porque es un lugar donde se ha filmado pocas veces y en relación al edificio, aunque en la gestión de Zorzoli se empezó a dejar algunos rodajes de ficción pero en verano; ahora filmar durante el desarrollo de las clases era un desafío y casi un imposible. Yo le hice llegar mi pedido al rector y no me respondió durante mucho tiempo, hasta que, de repente, en el último año de su rectorado Zorzoli me dijo “sí, es mi último año, que filmen”. Nos abrió las puertas a todo, a los alumnos les pareció super divertido e interesante; por ahí, algunas familias no querían que sus hijos fueran filmados, pero, en general, filmamos con muchísima libertad y eso nos permitió también convertirnos un poco en invisibles y ser parte de las escalinatas del colegio y que empezaran a no vernos.

Filmamos con muchísima libertad y eso nos permitió también convertirnos un poco en invisibles y ser parte de las escalinatas del colegio y que empezaran a no vernos.

-Alejandro, ¿te cambió a vos la mirada que tenías con respecto a la de tu hijo? 

-Yo estudié en los años ‘90, una época muy despolitizada y particular de la Argentina; viví una época muy distinta. Definitivamente, me abrió los ojos poder conocer a los pibes y pibas, ya que si bien yo tengo una mirada progresista y el feminismo me interesa, me resulta convocante poder ver esa explosión feminista dentro de una estructura tan tradicional e inmóvil en ciertos sentidos. Fue muy interesante. Yo creo que hay muchos aspectos del feminismo que abren los ojos y te hacen pensar montones de cosas: cómo están organizadas las jerarquías, el mundo…, y uno empieza a ver distintos tipos de injusticias que tiene la sociedad. Por lo tanto, para mí fue algo revelador estar ahí adentro y, obviamente, desde lo nostálgico fue muy lindo poder recordar lo fresco e interesante que es ser joven; está bueno recuperar eso aunque sea por un ratito.

Si bien yo tengo una mirada progresista y el feminismo me interesa, me resulta convocante poder ver esa explosión feminista dentro de una estructura tan tradicional e inmóvil en ciertos sentidos.

-Con respecto a tu hijo, ¿aceptó este proyecto metiéndote de alguna manera en el último año de su secundario? 

-Fue complicado, traté de correr a mi hijo del foco porque, de alguna manera, tener a su papá ahí metido…, pero bueno, lo aceptó, le interesó. Creo que no lo sufrió mucho. Yo sabía que me estaba metiendo en un terreno complicado, pero no fue tan grave. Después pasó algo hermoso, él hizo la música del Nacional ya que mi hijo es músico, y creo que todo terminó cerrando. 

-¿Qué impresiones te dejó el documental durante las funciones especiales en el marco del Bafici y de los padres del Colegio Nacional que hayan visto tu material?    

-Estoy sorprendido y feliz porque la película tuvo una recepción espectacular. Estoy viviendo algo muy lindo en relación a este documental y que se corresponde con la alegría que la hicimos. Conformamos un equipo muy reducido pero contentos de vivir una situación muy privilegiada al poder meternos en el mundo de los adolescentes que uno vivió hace muchos años. Volver un ratito ahí era un privilegio. Entonces, la película nos devuelve alegría y lo máximo que nos sucedió fue que el film ganó en la categoría de “Mejor Montaje” en el Bafici, con el montajista Manuel Margulis. Es todo alegría, y creo que eso se transmite en la película ya que tiene un espíritu alegre y florido. 

Estoy viviendo algo muy lindo en relación a este documental y que se corresponde con la alegría que la hicimos.

-¿Dónde se puede ver el documental desde el 1 de septiembre?

-La película va a estar durante todo septiembre en el Centro Cultural San Martín, los fines de semana. Luego se presentará en la plataforma “Puentes de cine”. 

-¿Fue producida por el INCAA? ¿Se podrá ver en los espacios del INCAA?

-Sí, la película tuvo apoyo del instituto, pero todavía está en veremos eso, aunque sí seguramente se expondrá en los espacios del INCAA del interior. Si bien es una historia muy de Buenos Aires, creo que todo el mundo se va a sentir representado.   

-¿Vas a llevar el documental a alguna plataforma como fue el caso de “El fotógrafo…” y “El crimen de María Marta”?

-No lo sé, por ahora vamos con “Puentes de cine” que es una plataforma de proyectos independientes. Me parece que cada producción merece su lugar; ésta es una película chiquita hecha a pulmón, y me parece que su distribución también va a ser así, y aún así va a llegar.

-¿Querés dejarnos alguna red para que la gente se entere sobre el documental del Nacional?

Nos pueden seguir en @el_nacional_docu en Instagram y tener información sobre la película.

Entrevista: Javier Erlij

Edición periodística: Andrea Reyes   

Etiquetas
Mostrar más

Javier Erlij

Licenciado en Periodismo, Profesor para la Enseñanza Primaria, Técnico en Periodismo, Critico de Cine. CEO de Cine Argentino Hoy.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar