CineCriticaFestivalesIndependientes

Maggie de Ok-seop Yi. Crítica

Un ejercicio de confianza.

Una película que busca y alcanza su objetivo de comicidad, sin desmedro en el mensaje que la directora plasma durante la misma. La ópera prima de Ok-seop Yi, la convierte en una directora a la cual seguir su carrera.

La séptima edición del Han Cine, primer festival en Argentina dedicado exclusivamente al cine coreano, se realiza de forma virtual y gratuita en la plataforma Cine.ar. En dicho marco se puede visualizar Maggie, la ópera prima de Ok-seop Yi, donde la directora realiza un ensayo sobre la confianza y demuestra qué sucede cuando las dudas quedan sin aclarar, generando el crecimiento desmedido de la desinformación y la sospecha.

Como toda buena película, Maggie comienza con un crimen sin resolver, pero evitando caer en lugares comunes. En el filme no se busca resolver un asesinato, sino que el disparador es una misteriosa radiografía que aparece en un hospital religioso, donde se observa a dos personas teniendo relaciones sexuales. Una enfermera cree que ella y su novio están involucrados en la radiografía y decide renunciar a su trabajo, desatando así una narrativa desglosada en episodios; interpretadas por personajes que se cruzan de una historia a la otra.

Manteniendo un constante equilibrio entre lo absurdo e irreverente, todos los capítulos que conforman la película mantienen como eje central la confianza abarcada desde todos los ángulos posibles: desde consolidarla hasta perderla o traicionarla. Así es como vemos a los pacientes del hospital evacuar su habitación -sólo porque el salto de un pez gato anuncia un terremoto-, o a compañeros de trabajo robándose objetos personales. 

Sin embargo, el énfasis recae cuando a la ecuación de la confianza se le agrega la incógnita de la duda, y en lugar de despejarla, se la niega o deja sin resolver, dando como resultado que crezca cada vez más.

De esta manera, uno de los personajes acarrea traumas desde la infancia por no aclarar un incidente en su juventud; y por otro lado, también se tambalea la relación de los protagonistas al darse a conocer un secreto  proveniente de una ex pareja. Al respecto, la directora no duda en mostrar que las consecuencias de este modus operandi son grandes. A modo de ejemplo, en uno de los casos, la naturaleza abre un gran agüero en el suelo enterrando la verdad para siempre. 

Esta narrativa de historias cortas o división por capítulos mantiene al espectador cautivo durante la totalidad del audiovisual, sin necesidad de grandes explosiones o efectos especiales, como en los grandes blockbusters. Aquí los conflictos son pequeños y relevantes únicamente para los personajes del filme, logrando una concatenación de historias mínimas que consiguen parecer tan reales como la vida misma.

Una primera película que busca y alcanza su objetivo de comicidad, sin desmedro en el mensaje que la directora plasma durante la misma; dando muestra del potencial de su realizadora y dejando expectativas por su próxima obra. Maggie de Ok-seop Yi es una gran entrada al cine coreano para quienes aún no hayan visto nada.

Calificación

Dirección
Montaje
Arte y Fotografía
Música
Actuación

Una primera película que busca y alcanza su objetivo de comicidad, sin desmedro en el mensaje que la directora plasma durante la misma; dando muestra del potencial de su realizadora y dejando expectativas por su próxima obra. Maggie de Ok-seop Yi es una gran entrada al cine coreano para quienes aún no hayan visto nada.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar