“Sleep: el mal no duerme” de Jason Yu. Crítica.

El terror asiático te asegura que lo vas a pasar mal.

Todo parece indicar que en cada renovación de cartelera tiene que haber una película de terror. A veces de dudosa calidad o procedencia, otras muy interesantes. Por suerte esta semana tenemos una del segundo grupo. “Sleep: el mal no duerme” es el primer largometraje de Jason Yu. Cuenta con las actuaciones de Jung Yu-mi, a quien vimos en “Train to Busan” (2016) y el talentoso Lee Sun-Kyun, reconocido por actuar en “Parasite” (2019).

Una pareja está a punto de tener su primer hijo, cuando el marido comienza a tener extraños comportamientos mientras duerme. Comenzando por hablar entre sueño, a caminar dormido, creciendo exponencialmente en algo aterrador. Los médicos recetan medicación pero esta parece no hacer el efecto deseado. Desesperados buscan la ayuda de una espiritista. 

A priori, y en base a la sinopsis que acabo de escribir, no pareciera algo muy interesante o innovador. Sin embargo, la película consigue generar unos densos climas en los que los nervios se tensan intensamente. Sumado a que las creencias espirituales de oriente difieren a las de occidente, por lo cual hay un componente exótico en todo lo que sucede. Lo cual, suma a diferenciarse de muchos otros audiovisuales de posesiones. 

Dormir nos es tan vital como respirar, no se puede evitar. Entonces el protagonista no puede evitar hacerlo, es incapaz de desvelarse. Si a esto le agregamos la reciente maternidad de los protagonistas, el cansancio acumulado día tras día, el agotamiento toma un rol clave. El malestar se acumula, la paciencia se agota mucho más rápido del amor que se tienen y la barrera entre la realidad y el mundo espiritual se desdibuja. 

Esta semana se estrenan dos películas de terror en simultáneo. Sin lugar a duda la entrada que uno tiene que sacar es la de “Sleep: el mal no duerme” es el primer largometraje de Jason Yu. Sumando un poroto más a esa creencia de que el terror asiático es terror de verdad. Lo mejor que puede hacer una película de terror es hacer pasar al espectador un mal momento y en este aspecto cumple con creces. 

Calificación.

Dirección
Montaje
Arte y Fotografia
Música
Actuación

Esta semana se estrenan dos películas de terror en simultáneo. Sin lugar a duda la entrada que uno tiene que sacar es la de “Sleep: el mal no duerme” es el primer largometraje de Jason Yu. Sumando un poroto más a esa creencia de que el terror asiático es terror de verdad. Lo mejor que puede hacer una película de terror es hacer pasar al espectador un mal momento y en este aspecto cumple con creces. 

User Rating: No Ratings Yet !

Francisco Mendes Moas

Estudio, hago y escribo sobre cine. Mi relación con el séptimo arte siempre peligra con convertirse en una peligrosa adicción.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Volver al botón superior