Dentro de la Competencia Internacional del 34º Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, se presentó el segundo trabajo como director del tucumano realizador de “Los Dueños” (2013). Una comedia crítica y precisa sobre el universo de los organismos estatales. Por Bruno Calabrese.

En la Dirección de Obras Públicas provincial trabajan Lila y Marcela como personal de limpieza. Con 30 años de antigüedad, conocen cada recoveco y han logrado subsistir, armando un informal comedor en un lugar abandonado  del edificio. Todo cambia cuando llega una directora nueva con cínicos discursos esperanzadores y vacíos de contenido. El cierre del comedor, promesas incumplidas y una ola  de despidos, hará que la paz imperante en el lugar se rompa y las tareas cotidianas se transformen en una lucha por la supervivencia.

Ezequiel Radusky logra de manera realista construir una comedia dramática con toques de humor negro sobre el micromundo de las oficinas del Estado. Gracias a la notable composición actoral de la dupla protagonista, Liliana Gonzalez (Lila) y Rosario Bléfari (Marcela), dos trabajadoras que se verán afectadas por las miserias de la burocracia. Verónica Perrotta es otro de los puntos altos dentro de la película, con una interpretación precisa, cuyos movimientos y discursos gestuales, llenos de clichés y plagados de lugares comunes, encuentran una llamativa similitud a una dirigente política saliente del gobierno provincial.

“Planta Permanente” plasma en la pantalla grande la realidad de trabajadores estatales, víctimas de los patrones o enemigos del empresario. Una película que habla de las relaciones que suelen darse en los ámbitos gubernamentales, pero que se atreve a mostrar la vulnerabilidad de estas personas ante las miserias contemporáneas.   

Puntaje; 85/100.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *