Las complicaciones familiares en “Luis Miguel, la serie” Temporada 2.

Los protagonistas se refieren a la complicada relación entre hermanos.

Ante la pérdida de su padre, El Sol de México se esfuerza por hacerse cargo de la familia y por otro lado su brillante carrera profesional y en principio no le está resultando nada fácil. Por Nito Marsiglio.

En un esfuerzo por balancear su vida profesional y personal, en la segunda temporada de Luis Miguel, La serie,  El Sol de México hace su mayor esfuerzo por estar cerca de sus hermanos Alex y Sergio, interpretados por Juan Pablo Zurita y Axel Llunas respectivamente.

Los actores hablan sobre su experiencia actuando juntos, su relación detrás de cámaras y la complicada dinámica que tendrán sus personajes en la serie.

Narrados en dos líneas de tiempo, los ocho episodios muestran al cantante en una encrucijada: cómo abordar la fama a nivel internacional como ídolo del pop latinoamericano mientras busca el equilibrio con las demandas de su tensa vida familiar. En la cima de su éxito en los noventa, Luis Miguel (Diego Boneta) queda a cargo del cuidado de sus hermanos tras la muerte de su padre e intenta enmendar la relación con su novia Érika (Camila Sodi). Hugo (César Bordón), representante y figura paterna para Micky, lucha contra el cáncer, y un nuevo representante, Patricio Robles (Pablo Cruz Guerrero), agita las cosas en la agencia de talentos. Mientras intenta descifrar la misteriosa desaparición de su madre, Luis Miguel sana su propia herida paterna al reconectarse con su hija distanciada, Michelle (Macarena Achaga), a quien no ve desde hace más de una década.

Nuevos episodios disponibles desde el 18 de abril, todos los domingos a las 9pm solo en Netflix.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Volver al botón superior

Adblock Detectado

Por favor desactive el bloqueador de publicidad antes de seguir, gracias.