“Camuflaje” de Jonathan Perel. Crítica.

El director persigue al escritor Félix Bruzzone en un particular recorrido por la unidad militar Campo de Mayo.

El director Jonathan Perel estrena su nuevo largometraje en la edición nro. 23 del BAFICI. Se trata de “Camuflaje”, un documental con tintes ficcionales que persigue al escritor Félix Bruzzone por los alrededores, los confines y las historias de Campo de Mayo, unidad militar en la que su madre fue torturada en 1976. 

La vida de Bruzzone ha estado siempre atravesada por Campo de Mayo, incluso antes de saber que su madre fue llevada allí tras su desaparición. Esto se da a conocer rápidamente cuando, en las primeras escenas, el escritor conversa con su abuela en la casa de su infancia. En esta primera conversación se pone en evidencia lo contradictorio del lugar: un gran espacio verde, lleno de vegetación y vida, pero en el que transcurrió uno de los peores capítulos de la historia argentina, y de la familia de Félix.

Tras este primer encuentro, Bruzzone, seguido por la silenciosa pero firme dirección de Perel, conversa con diferentes personas del barrio a las que Campo de Mayo afecta de una manera u otra: un corredor que entrena allí de incógnito, un hombre que desea convertir el lugar en una reserva protegida, una sobreviviente de el centro clandestino de detención, una joven que junta tierra del lugar para venderla en Plaza de Mayo a los turistas. Para todos ellos, al igual que para el protagonista, Campo de Mayo es un lugar que forma parte de su vida diaria, más allá del misterio y la historia que encierra tras sus alambrados.

Mientras visita a todos estos personajes, Félix corre. Corre por su barrio, por los alrededores del Campo, por dentro, descalzo. Fantasea con la idea de pegarle la vuelta al lugar, lo que calcula, le llevaría tres horas. Se pregunta por qué nunca lo hizo. En un gran acierto de montaje, la voz en off agitada de Bruzzone, mientras corre, cuenta la historia del lugar, de su madre, de su barrio.

Durante esos encuentros, cada personaje le revela al protagonista su escondite, los huecos por los que se meten al Campo, las estrategias para evitar ser descubiertos. En uno de estos recorridos, mientras caminan por el lugar junto a grupo de artistas, son increpados por militares. En ese momento de tensión, se devela la presencia del equipo documentalista, que hasta entonces permanecía escondido, casi como si se tratara de una ficción.

Uno de cada lado de la cámara, Perel y Bruzzone, sin caer en lugares comunes ni golpes bajos, recorren la historia de la madre de Félix y de lo que sucedió en Campo de Mayo. Pero también lo retratan en la actualidad, como un lugar que forma parte de la vida diaria del barrio, un lugar de entrenamiento, de paseos, de artistas, incluso una fuente de trabajo. Con la cámara firme siguiendo sus pasos agitados, Bruzzone profundiza desde múltiples lugares su relación con este contradictorio sitio, que es parte de su historia pero también de su presente.

Funciones:
Lunes 25 de abril 15.30 h | Cine Lorca – Sala 2
Viernes 29 de abril 18.20 h | Cine Cosmos UBA
Función online: a partir del estreno en salas

Calificación

Dirección
Montaje
Arte y Fotografía
Música

Con la cámara firme siguiendo sus pasos agitados, el escritor Félix Bruzzone profundiza desde múltiples lugares su relación con este contradictorio sitio (Campo de Mayo), que es parte de su historia pero también de su presente.

User Rating: 3.7 ( 1 votes)

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Compruebe También
Cerrar
Volver al botón superior

Adblock Detectado

Por favor desactive el bloqueador de publicidad antes de seguir, gracias.