Una comedia de enredos en concordancia con los tiempos de la postmodernidad donde el ser humano a pesar de estar permanente conectados de infinidad de formas queda solo pidiendo a gritos migajas de cariño. por Javier Erlij

La obra teatral trata de una relación disfuncional entre una madre y un hijo. En la pieza escrita por Javier Nardeau los roles están cambiados, en el que el adolescente contiene a  su progenitora que se comporta de forma infantil. 

El reino del revés es el resultado del texto, dirigido en una aceitada puesta por Federico Buso, en donde el menor pide de todas las maneras conocer a su padre.

El complejo vínculo del binomio en cuestión es interrumpido en medio de la noche cuando un amante de la madre irrumpe en la vivienda y ella le da cobijo a cambio de afecto con sexo.Personifica a la mamá la brillante actriz Heidi Fauth.

El personaje  de Fauth se siente conmovida por las noticias de la televisión ante un choque en cadena o un accidente del otro lado del mundo pero es incapaz de darle contención al menor y sentir empatía por él. Por otra parte el púber encarnado de forma correcta por Pedro Maurizi no puede relacionarse con sus coetáneos, sufre de bullying en el colegio y la única manera de establecer vínculos es por la web o las redes sociales. 

El papel del oportunista recae en el dúctil Diego López Domínguez y completa el elenco Rodrigo Paredes.

“Una familia feliz” se puede ver los sábado a las 21 hs en el Espacio Callejón, Humahuaca 3.759 (CABA)

 

 

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *