Crítica de “Esa casa amarilla”

Una película de Valeria Ciceri y Marina Vota

El próximo jueves 8 de febrero llega a las salas de cine del país, el documental “Esa casa amarilla” dirigido por Valeria Ciceri y Marina Vota, luego de su paso por festivales de Italia, Uruguay, Argentina y Colombia, entre otros.

Las realizadoras Ciceri y Vota, amigas entre si, se suben a un auto junto a una cámara de fimación, que las acompaña desde el asiento trasero convirtiéndose en los ojos y oídos del espectador, quien se transforma en testigo exclusivo de sus charlas.

A continuación, inician un camino por las calles de Buenos Aires describiendo casas y comercios que ya no están o han modificado su fachada, con la excusa pero también con la necesidad de hablar sobre sus abortos, al tiempo que buscan historias y testimonios de otras mujeres de diversas edades.

De esta manera, ese recorrido que se muestra de forma intimista irá progresando sobre las experiencias y los recuerdos de las autoras, uniendose a diversos relatos y vivencias, en un documental con apariencia de road movie integramente interactivo que busca ser un punto de partida hacia la necesidad de sanar.

En consecuencia, cada testimonio profundamente personal deja expuesto distintas experiencias, como la indiferencia de un novio, el desamparo familiar, la pésima atención del supuesto personal de salud y la peligrosidad de la clandestinidad.

Recuerdos que quedarán grabados para siempre, para algunas de manera más dolorosa, aunque para todas rigurosamente significativos. Además de convertirse en un secreto impuesto por temor al rechazo y la censura, pero dejando en claro la necesidad de sincerarse contando las experiencias vividas y abandonando la idea de pensarlo como un tema trágico.

En definitiva, un interesante, profundo y reflexivo documental que filmado de forma original y despojado de toda solemnidad, se enfoca en plasmar, como a pesar del paso de los años abortar sigue siendo un estigma moralizante, contrario al derecho a decidir sobre sus cuerpos. 

Funciones: del jueves 8 al miércoles 14 de febrero

20:30hs – Cine Gaumont

Dirección
Montaje
Arte y Fotografia

Las realizadoras Ciceri y Vota, amigas entre si, se suben a un auto junto a una cámara de fimación, que las acompaña desde el asiento trasero convirtiéndose en los ojos y oídos del espectador, quien se transforma en testigo exclusivo de sus charlas. A continuación, inician un camino por las calles de Buenos Aires describiendo casas y comercios que ya no están o han modificado su fachada, con la excusa pero también con la necesidad de hablar sobre sus abortos, al tiempo que buscan historias y testimonios de otras mujeres de diversas edades.

User Rating: No Ratings Yet !

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Volver al botón superior

Adblock Detectado

Por favor desactive el bloqueador de publicidad antes de seguir, gracias.