El director y los dos actores de la película charlaron en profundidad sobre la cinta con anclaje en la obra “Niños Expósitos” de Rafael Bruza en la cual se combinan comedia y ahonda directamente los conflictos que surgen en la institución religiosa.Mediante los personajes Eustaquio y Heriberto dos monaguillos que fueron abandonados pero apadrinados por el Padre Roberto, éste ya transita sus últimos momentos con ellos; aunque uno quiere seguir con la vocación espiritual, el otro se enamora de una mujer del pueblo “María”. Están en una crisis existencial y brota una idea de fábula para resolver sus problemas.  Por. Florencia Fico.

El actor Gatón Pauls encarna a Eustaquio, la actriz Paula Sartor a María y el Padre Roberto  por Víctor Laplace que se sitúo en dos planos como intérprete y realizador fílmico en “El plan divino”.

Paula Sartor expresó acerca del reparto: “Hay algo en la película que tienen todos los personajes, que es esta contradicción. Entre lo que debo o lo que quiero, esa ambigüedad, en todos los humanos está muy presente”. Asimismo afirmó que la locación es un protagonista también.

La artista conoce a Víctor hace muchos años por que la dirigió en teatro pero es la primera vez que la coordina en cine y pudo conversar previamente además ensayar; ella guarda las notas que le escribió Laplace para componer a su personaje como un detalle de su delicadeza en el trato con los trabajadores del filme.

Resultado de imagen para el plan divino

Por un lado, el actor Gastón Pauls manifestó sobre su personaje Eustaquio: “En el caso de mi personaje y por eso a mí me gusto la película hay una redención, un perdón y hay una apertura y una libertad. Una liberación real. En muchos tiempos de la película mi personaje es esclavo de dios, del otro, de una institución, encerrado y eso es un gran trabajo de fotografía.  Hay un trabajo de evolución que yo lo vi desde que leí el guion, en rodaje y cuando vi la película también lo vi está presente. Ese juego de luces y sombras”.

Pauls discute la ocupación o espacio que han tomado ciertas religiones siendo absolutistas y representativas de la palabra de dios.”¿ Quién me habla: el obispo o Dios, es Dios ese obispo?”, interpela el productor de cine. Asimismo hace una reflexión sobre el mensaje del filme donde la Iglesia ha impartido una persuasión sobre sus feligreses que ha provocado sometimientos a pueblos, achatar otras creencia. “Latinoamérica entera es el resultado de arrasar con las creencias y se ha hecho un uso del discurso de Dios del comunicado divino para mí muy equivocado”, expone el presentador.  Y asegura que el hacerse cargo del perdonar es inmenso; una tarea difícil en una comunidad compleja que continúa con “resentimientos”.

Resultado de imagen para el plan divino laplace

Por otro lado, el director Víctor Laplace manifiesta su entusiasmo al encarar éste nuevo filme: “Básicamente quería hacer una comedia. La idea del humor me pareció muy fuerte como una buena herramienta para animarse a tratar algunos temas que son un poco conflictivos.Están insinuados y pero si hay un planteo existencial que tienen estos hombres que están ahí y ésta mujer del cual se sabe menos. Todo lo que les pasa en ese ámbito a través de tantos años de ser niños abandonados”.

Así se llama originalmente la obra de Rafael Bruza en la cuál se basó Laplace: “Niños expósitos”.  Son los chicos desamparados que  han estado allí mucho tiempo y se han hecho cargo del Padre Roberto y a partir de allí pasan problemas. Además explica el guionista: “Ese Plan divino que son dos muchachotes torpes que fracasan pero a la vez vuelven a empezar y esa idea del héroe que erra, que vuelve a empezar porque sabe que tropieza pero sigue adelante es una idea que me gusta mucho de la película”.

Resultado de imagen para angelelli laplace

Por último, Víctor recalca: ” El hecho de haber filmado Angelelli haber ido a La Rioja haber investigado y haber trabajado mucho con curas que de verdad tenían un oído en el pueblo y otro en el evangelio. Y haber conocido a curas enserio me dio la posibilidad de escribir y filmar enserio esa película. Investigar y demostrar que Angelelli no había sido un accidente si no que fue un atentado.  Yo recurrí al humor porque a mí me parece que yo personalmente tener esa comedia en la vida y lo voy desarrollando cada vez más pero tengo el aval de haber hecho la película de Angelelli para poder permitirme jugar un poco con la creencia y no creencia; y con dios y no dios. Yo creo que ellos tienen ese conflicto que es esto ahora que soy libre, ahora que me permito estar acá, después de tantos años encerrados en este lugar. Soy independiente y qué hago salgo de acá, me voy o me quedo, para irme a dónde y si permanezco qué hago con el libre albedrío y a partir de allí los personajes se empiezan a desarrollar”.

Finalmente, Laplace habla sobre su creencia lo que tiene son variables sobre el tema. Él se identifica con el pensamiento de “Baruch Spinoza”, éste no habla de un Dios que da culpa o condena. Si no como Laplace lo interpreta:” Somos todos nosotros un poco un Dios. Hay que construirlo por dentro o con la gente”.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *