Las historias de guardaespaldas abundan y es una temática ya más que gastada en el ambiente cinéfilo, pero con BBC y la co-producción de Netflix renace el género con una historia atrapante y llena de tensión.por Alejandro Ramirez.

“BodyGuard” a priori aparenta ser una serie más del montón pero nos sorprende dándole tintes propios sabiendo cómo mantener al espectador queriendo saber qué sucederá en momento tras momento, con tan solo 6 capítulos de 60 minutos aproximadamente la BBC mantuvo a casi la mitad de Gran Bretaña expectante y recibió todos los aplausos con no menos de 10,4 millones de espectadores consumiendo su producto.

La historia se centra principalmente en la vida del sargento David Budd quien al volver de la guerra en medio oriente tiene que lidiar con la vida en familia y un matrimonio en ruinas mientras consigue un trabajo de guardaespaldas.
David es interpretado por Richard Madden quien tuvo un gran papel en “Game Of Thrones” como Robb Stark e interpretando la voz de Alucard el antagonista del juego “Castlevania: Lords of Shadow 1 y 2″.

Nuestro segundo personaje principal es Julia Montague la ministra del Interior del Partido Conservador de Gran Bretaña. Ella está completamente decidida a aumentar la seguridad nacional en vista del terrorismo por parte de islamistas fanáticos luego de que su país se una en guerra con USA en Oriente Medio.

Julia es interpretada por Keeley Hawes quien protagoniza la serie “The Durrells” desde el 2016 la cual llevan 3 temporadas dando de qué hablar, pero quizás sea más reconocida por hacer la voz de “Lara Croft “en 7 juegos de Tom Raiders.

La serie que fue estrenada el 24 de octubre en Netflix nos deja a todos cautivados con el profesionalismo interpretativo de sus personajes quienes están alejados de ser los típicos buenos o malos de las historias si no que podemos ver matices grises de cada uno.

Mientras David trabaja, aunque a su pesar por estar en contra de las guerras por experimentarlo en primera persona, debe de ser el guardaespaldas de una promotora de la guerra en Oriente Medio  que le trae conflictos internos, sin poder negarse ya que cree necesitar el dinero para la mantención de su familia y para poder volver con su mujer.

Veremos el lado más humano y bondadoso desde el primer capítulo cuando frustra el intento de inmolarse de una joven islámica a quien su pareja la obligaba a cometer tal crimen mientras el esperaba tranquilo en otro vagón, lo que luego seguiría por una cadena de sucesos peligrosos para nuestro protagonista.

Aunque “BodyGuard” no se centra ni intenta demostrar aspectos feministas al estilo infantil como en series de USA donde existen presiones sociales de grupos minoritarios, aislados de toda realidad de una sociedad. Tendremos a una mujer como protagonistas, fuerte y decidida con aire de liderazgo y demuestra su poder en todo momento, sin irritar al espectador. Siguiendo con la crítica positiva es agradable el poder ver que no hay personajes forzosamente impuestos como personas de color o personajes de sexos diferentes por solo el hecho de serlo, o como se dice en inglés racial tax (impuesto racial).

Puntuación: 8.5

 

 

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *