AdelantosBAFICICineCriticaDocumentalesEstrenosFestivalesMúsicaNoticiasPelículas Argentinas

“Retrato incompleto de la canción infinita” de Roly Rauwolf. Crítica.

La búsqueda permanente de nuevos sonidos.

Desembarca en la plataforma de streaming de Puentes de Cine, luego de ser presentado en el BAFICI 2019, el documental sobre uno de los músicos más influyentes de la historia del rock nacional. Por Bruno Calabrese.

Admirado por muchos músicos, elegido personalidad destacada de la cultura y uno de los más importantes roqueros argentino. Daniel Melero es considerado el Brian Eno de la música nacional por su búsqueda de nuevos sonidos, tanto en sus propias composiciones como en los discos de las bandas para las que solía colaborar o producir. Su primera aparición fue como líder y vocalista de la banda Los Encargados, formada en 1982, y considerada el primer grupo techno de Argentina. Como productor discográfico se destacó por su trabajo de numerosas bandas de diferentes corrientes artísticas, entre las que se incluyen Soda Stereo, Los Brujos, Todos Tus Muertos, Babasónicos, etc. Experimentando con múltiples géneros y reinventándose en cada disco, también participó como músico invitado en diversos trabajos de otros artistas. Destacándose también su colaboración en los teclados del disco Oktubre de la banda de rock argentina Patricio Rey y sus redonditos de ricota.
El documental nos trae la otra cara de Daniel Melero, la de ese artista polifacético cuya carrera parecía estar dirigida a la fama y la aceptación masiva, pero que eligió tomar otro camino fuera de los flashes y la vanidad del éxito. Mostrando con orgullo la importancia del artista dentro de la escena musical, apadrinando a varias bandas de la denominada “Movida sónica” local, que revolucionaron el rock argentino durante los 90´, destacándose Babasónicos, Los Brujos y Juana La Loca.
Melero se jacta de no ser un tipo de la academia musical, se considera alguien que en la deformidad o en un instrumento desafinado puede encontrar un nuevo sonido. Un autodidacta que no necesitó estudiar música, que  considera que los conceptos son más interesantes, y que profundizar en ellos contribuyen a la deformidad y eso es lo que realmente revoluciona la escena del rock y genera nuevos sonidos. Como el mismo dice, más de 20 años atrás, en el mítico programa Volver Rock con Nicolás Pauls: “En la historia del rock, ningún tipo que respete los cánones académicos produjo un cambio, los cambios vinieron de la mano de músicos que no tenían mucha habilidad con su instrumento y desarrollaban un lenguaje personal”. Conceptos que repetirá en la actualidad con un lenguaje más claro maduro, lejos de esa persona que era.
Mucho material de archivo inédito le dan forma al documental: una presentación en “Feliz Domingo para la Juventud” con Los Encargados, la desopilante aparición detrás de una consola mezcladora en el glorioso “Todo x 2 Pesos” con Fabio Alberti y Diego Capusotto, donde terminará agredido por una turba iracunda de jóvenes rockeros, como una parodia de las agresiones sufridas en sus presentaciones en festivales masivos. El artista presta testimonio en primera persona y cuenta su visión sobre la música, lo vemos en el set de grabación, sin caretas, mostrándose tal cual es, sin declaraciones compacientes ni actitudes demagógicas. Es capaz de hablar mal de su participación en Oktubre con Los Redonditos, pero también mostrarse obsesivo en la búsqueda de nuevos sonidos, al punto de llegar a tener un intercambio de palabras con un musicalizador dentro del set de grabación.
Sus idas y vueltas con Federico Mouras sobre como debía grabarse la canción “Trátame Suavemente”, compuesta por él y llevada a la fama por Soda Stereo, junto con su mirada sobre la aparición de “¨Dynamo” y los problemas que significó para la banda la búsqueda de un sonido nuevo, ilustran el capítulo sobre su vida con la mítica banda de Gustavo Cerati, Zeta Bosio y Charly Alberti.
Melero es un innovador, un eterno buscador de sonidos nuevos que no se queda en su zona de confort y experimenta siempre. “Retrato Incompleto de una canción infinita” es un homenaje a ese artista, pero también es una melodía que parece reinventarse con cada sonido y cada palabra de Daniel dejándonos la sensación de que esta “primera parte” (en los créditos finales aparece un cartel que dice eso) puede tener una versión nueva dentro de un tiempo, porque la creación de este artista de culto parece no terminar de completarse y se reinventa de manera infinita.
Puntaje: 90/100.
Edición
Fotografía
Música
Guión
Arte

Un homenaje al artista, pero también es una melodía que parece reinventarse con cada sonido y cada palabra de Daniel dejándonos la sensación de que esta "primera parte" (en los créditos finales aparece un cartel que dice eso) puede tener una versión nueva dentro de un tiempo, porque la creación de este artista de culto quedará siempre incompleta y se reinventará una y otra vez, de manera infinita.

User Rating: Be the first one !
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar