Martín Riwnyj: “Es una película soñada, con un elenco soñado”.

El artista plástico, pintor y dibujante dialogó con Cine y Teatro Argentino Hoy sobre “Vladimir”, film de thriller psicólogico que se encuentra bajo su dirección, protagonizado por un gran elenco coral encabezado por Daniel Aráoz, Carlos Belloso y Enrique Dumont.

Cobertura Periodística: Javier Erlij.

Edición y Redes Sociales: Verónica Segovia.

– ¿Qué sensaciones te genera haber realizado esta película?

Es una película soñada, uno desde el momento que la escribe sueña con que la película luego sea realizada, que la podamos filmar y que, finalmente ahora, estemos proyectándola. El elenco es soñado también, porque cuando empezó era un proyecto mucho más humilde, no somos una productora grande y buscábamos la forma de a ver cómo darle materia, carne a estos personajes, que, como decía Cortázar, eran perlas negras en una página blanca de letras y eso transformarlo, corporizarlo en gente. Y ahí aparece Daniel Aráoz, aparece Carlos Belloso, aparece Enrique Dumont; podría mencionar a todo el elenco, que es un elenco vasto: Marcelo Melingo, Germán Baudino, etc, etc, toda gente que, incluso, hasta admira tanto que, si lo pasas decís “che, ¿estos van a ser los actores de mi película?” parecieran que están lejos pero después nos volvemos hermanos en la batalla… Estoy feliz.

– Al ser artista y también dramaturgo, el film tiene mucho de tu vida, ¿cómo lo lograste plasmar en esta obra?

Yo provengo más que nada de la vida de las artes plásticas, soy pintor de oficio, soy artista plástico, dibujante y cuando empecé a escribir Vladimir, hace algunos años, yo me propuse tratar de involucrar toda esa vida que tiene que ver con el arte, con la pintura, con las galerías de arte, con las exposiciones, con los pintores y a la vez también con toda esa gente que rodea todo ese universo que vos te cruzas y demás. Eso yo lo tenía pero, al mismo tiempo, cómo hacer para generar una trama interesante, entrecruzar toda esa cuestión y hacer un thriller, al final también hay un western, como bien dice Dani Aráoz, al final entre cruzamos un thriller psicológico con un western, y ahí es donde se pone interesante la cuestión: habia arrancado como un drama y termina siendo un thriller. Empezas a ver la película y se te abren un montón de interrogantes hasta el final, entonces eso te mantiene atrapado, que un poco de suspenso, según Hitchcock, anda por ahí, cada diez minutos se te tiene que abrir un signo de pregunta, eso es la mezcla entre la experiencia propia, real de cosas que yo recuerdo y cuento ahí, mezclado con un género.

– ¿Cómo fue trabajar con estas grandes estrellas? Hay personajes que están hechos para estos papeles y girando en torno a ellos, como por ejemplo, Daniel Aráoz.

Si, yo estoy muy agradecido por lo que ellos aportaron porque es un proyecto con un financiamiento realmente escueto, hecho muy a pulmón pero con un gran sacrificio de parte de ellos y con una predisposición al trabajo y un compromiso desde lo profesional pero también desde lo emocional. A mí me dieron la posibilidad de soltarme como director y de apoyarme en ellos desde la propuesta actoral. Si bien fue una película un poco complicada porque el comienzo fue pensada para ser grabada con planos secuencia, y yo prestaba atención a todo lo coreográfico porque la cámara se tenía que mover en consonancia con el movimiento que hacían los actores en el set, entonces ellos me ayudaron muchísimo con su parte del juego entre ellos, desde lo actoral. Y Daniel… Bueno, uno puede pensar que solo se dedica a la comedia, al humor pero le tocas la tecla del drama y te sorprende. Estoy muy agradecido con ellos, con los actores, no es falsa humildad ni nada de eso, yo ocupó un rol secundario, es una película de los actores, del director de fotografía, Joaquín Silvatici, que si ves la película tiene una calidad de fotografía alucinante, de Victoria Cachán, que se ocupó de la dirección de arte, los productores, Esteban, que es mi socio, mi amigo, mi hermano, Esteban Rivero, dónde resolvía problemas y trataba de no trasladármelos, bueno, porque es un cine independiente.

– ¿De qué se trata la película?

El protagonista es Vladimir, tal como dice el nombre de la película, es un artista plástico, exitoso, renombrado, dónde atraviesa épocas de mucha felicidad y festejos y muchas fiestas y demás, hasta que ocurre un acontecimiento desafortunado que a él lo pincha y siente como que su creatividad se apagó. Pero él se subleva contra sí mismo, hay una epifanía en él, donde empieza a pintar de nuevo y cuando se reactiva ese acto en él, suceden una serie de acontecimientos inesperados que eso le da el tinte de thriller, de suspenso. Es una película que te atrapa y lo interesante es que se mezcla un poco el drama y acontecimientos reales que yo atravesé como guionista con ese tinte de thriller psicológico y un poquito de comedia negra. Que te va a mantener atrapado, eso es seguro y no es una película convencional, pero estamos muy contentos con lo que hicimos.

“Vladimir” se encuentra desde el 11 de abril en todas las salas del país. 

Javier Erlij

Licenciado en Periodismo, Profesor para la Enseñanza Primaria, Técnico en Periodismo, Critico de Cine. CEO de Cine Argentino Hoy.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Compruebe También
Cerrar
Volver al botón superior