No pudiéndonos recuperarnos todavía de la desaparición del último gran rebelde de Hollywood y pulverizador del Sueño Americano, el indomable Peter Fonda, nos llega la triste noticia del adiós definitivo de “Josecito” Martínez Suárez, uno de los realizadores y docentes más notables del cine nacional. por Carlos Abeijón

Hermano mayor de las mellizas Legrand, voraz lector y hombre hecho de cine, comenzó como asistente de los estudios Lumiton durante los años cuarenta y cincuenta. Admirador de Demare, Soffici y Tinayre (su cuñado y mentor, con quien trabajó como asistente en tres films).

Recién a fines de la década del 50 comienza a foguearse en el campo de la realización, tendiendo un puente inteligente entre el cine clásico y la renovación temática y estilística de los años siguientes, con una mirada lúcida sobre el negocio del fútbol, en “El crack”, y un enfoque inteligente sobre la juventud urbana en el post peronismo, en la estupenda “Dar la cara”, faro en la renovación de la pantalla nativa.

Carrera breve,pero sólida en sus propuestas temáticas y estilo narrativo,tuvo una intervención poco feliz, en la fallida “Viaje de una noche de verano” y emigra a Chile, para dedicarse al cine publicitario y a la producción de la interesante y poco valorada “Eloy”,de Humberto Ríos.A su regreso, sigue apasionado por la realización y culmina su brillante carrera con tres títulos potentes “Los chantas”, “Los muchachos de antes no usaban arsénico” (cínica y de furioso humor negro, en el mejor estilo Billy Wilder, que acaba de revisar Campanella, en su también astuta “El cuento de las comadrejas”).

Apartado del cine, se dedica a la docencia y preside el “Festival de Cine de Mar del Plata” durante una década, con ejemplar manejo del cargo (“Aquí las únicas estrellas son las películas”).

Erudito,locuaz, reservado, con gran sentido del humor, Josecito,a los 93 años, se va dejando una gran legado de creatividad, conducta y amor por el cine y formando decenas de realizadores (Campanella,Martel…),guionistas y videastas.No habrá ninguno igual.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *