Crítica del film chileno “Historia de mi nombre”

Un relato intimo que atraviesa recuerdos y secretos. Disponible en Puentes de Cine.

En búsqueda de recuerdos, la cineasta chilena Karin Cuyul recreó el documental “Historia de mi nombre”. Largometraje que recorre la vida de la directora entre la familia y la fatídica dictadura de Augusto Pinochet. Un trabajo que nació tras la conexión con Karin Eitel, una activista detenida y torturada en 1987. La película, junto a sus remembranzas, se estrena hoy en la plataforma de Puentes de Cine. Por Lautaro Franchini.

A raíz de que el nombre de la directora salió en reconocimiento a Eitel, la joven militante del Frente Patriótico Manuel Rodríguez que sufrió las calamidades de la policía de Pinochet, la realizadora decidió revolver el cajón de los recuerdos para conocer y encontrar más sobre esta aventura. Los pasos de Cuyul se dirigen de un sector al otro tras las tantas mudanzas que realizó la familia. Ciudades y contextos distintos debido a los secretos que le ocultaron sus padres, quienes también estaban involucrados en la causa.

Cada lugar conlleva una historia. Muchos gobernados por la situación del país y su proceso militar. Otros, por las catástrofes climáticas que acompañaron a la familia. Y el más recordado, en Antofagasta, donde se incendió la casa donde vivían los Cuyul. Un incidente que les quitó su techo y todas sus pertenencias. Algo que quedó marcado a fuego y es muy difícil de olvidar.

La sala virtual de Puntes de Cine tendrá a partir de hoy en su plataforma “Historia de mi nombre”, película que el año pasado transitó por varios festivales con grandes elogios y reconocimientos tras ser una ópera prima independiente. La cantidad de imágenes y fotografías que se entrelazan para unir un emotivo e incognito rompecabezas generan un vínculo íntimo con la cinta, su relato y la unión del nombre Karin.

Puntaje 75/100.

Dirección
Montaje
Arte y Fotografia
Música
Actuación

User Rating: No Ratings Yet !

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Volver al botón superior