Crítica de “Cuando la primavera se escapa, se libera del sueño”

Un documental de Eugenia Alonso

La talentosa y reconocida actriz Eugenia Alonso debuta en la dirección junto a Josefina Pieres en “Cuando la primavera se escapa, se libera del sueño”, que tendrá su estreno el jueves 16 de febrero en el Cine Gaumont.

El documental relata la transformación y el crecimiento, durante el paso de los años, del vinculo entre una madre Eugenia Alonso y su hijo Ulises Langer, un adolescente con el síndrome X, una discapacidad intelectual hereditaria.

El film abre con imágenes de una ecografía, mientras de fondo se puede escuchar una voz en off que anuncia: “Es importante que empieces a hacer las cosas solo, sin mamá”. A continuación, imágenes de archivo de filmaciones caseras se mezclan con otras del presente, en donde vemos a la realizadora con el objetivo de una máquina de fotos en sus manos, para explicar su pasión por la fotografía y su principio fundamental, la mirada.

La cámara sigue a los protagonistas en situaciones cotidianas, instantes únicos de intimidad, en donde se los observa cocinar juntos, conversar cuestiones personales, caminar por la calle o a Ulises entre bambalinas del teatro San Martín viendo a su mamá actuar. Momentos que reflejan una gran complicidad, fortalecida por el acompañamiento y la comprensión.

Por tanto, este es un relato, que lejos de los golpes bajos, expone una relación en la que una madre busca ponerse a la altura de los intereses de su hijo, al transitar esos dificultosos años de la adolescencia, otorgándole sus espacios y escoltándolo para que pueda desarrollarse en ese duro camino hacia la adultez.

Una aventura llena de abrazos, amor y ternura. Una historia que, como en la fotografía, la mirada lo es todo. Y es por eso que los ojos de Euge observan embelesados a Uli, cuando lo filma, mientras que los de Uli parecen brillar cada vez que mira a su madre.

Dirección
Montaje
Arte y Fotografia
Música

El documental relata la transformación y el crecimiento, durante el paso de los años, del vinculo entre una madre, Eugenia Alonso y su hijo Ulises Langer, una adolescente con el síndrome X, una discapacidad intelectual hereditaria.

User Rating: 4.5 ( 2 votes)

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Compruebe También
Cerrar
Volver al botón superior

Adblock Detectado

Por favor desactive el bloqueador de publicidad antes de seguir, gracias.