Crítica de “Bahía Blanca” de Rodrigo Caprotti

Secretos y obsesiones

El próximo jueves 7 de julio llega al cine Gaumont la opera prima de Rodrigo Caprotti. El film es una adaptación de la novela homónima de Martín Kohan.

La trama se centra en el docente universitario Mario Novoa (Guillermo Pfenning) quién con la excusa de continuar con una investigación basada en el escritor Ezequiel Martínez Estrada, se dirige a la ciudad de Bahía Blanca.

Con este pretexto, Mario  se instala en la ciudad bahiense en busca de un refugio, que le permita escapar del pasado, olvidar, suprimir de su memoria recuerdos  que hoy lo atormentan.

De esta manera, pasa sus días en solitario, encontrando consuelo en el sexo fácil con una mujer que apenas conoce. Su mirada es la de una persona perturbada, pero a la vez cansada, que lleva a cuestas un bolso en donde parece cargar con experiencias y emociones ancladas en el pasado.

Por tanto, Mario intenta conectar con nuevas personas que se cruzan en su vida, amoldarse a un nuevo contexto en el que se mueve, escondiendo su verdadera identidad bajo una máscara invisible.

En resumen, una gran adaptación literaria, que captura al espectador y lo mantiene alerta hasta el desenlace final. Mediante una cámara que filma al protagonista, interpretado de manera excepcional por Pfenning, con primeros planos que ponen su foco tanto en un su rostro de gestos inquietantes y misteriosos, como en sus hombros, reflejando la postura de un individuo que soporta la presión de un pasado que insiste en regresar, alterando un presente que se torna insostenible.

Dirección
Montaje
Arte y Fotografia
Música
Actuación

Un docente universitario utiliza una investigación sobre el escritor Ezequiel Martínez Estrada para huir de su pasado.

User Rating: 4.5 ( 2 votes)

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Volver al botón superior

Adblock Detectado

Por favor desactive el bloqueador de publicidad antes de seguir, gracias.