Una secuela que explora los orígenes del personaje y la boda de su ijada Aurora con el Príncipe Phillip. Una fantasía de acción, exitosa en la generación de efectos especiales y en el tratamiento de imágenes paisajísticas. Por Florencia Fico. 

El argumento del filme ubica a Maléfica (Angelina Jolie) en el Reino del Páramo, luego de cinco años de la primera película. La calma del lugar se ve trastocada por la propuesta de matrimonio del Príncipe Phillip (Harris Dickinson) a la Princesa Aurora (Elle Fanning). Nadie sabe cómo es la familia del príncipe hasta que aparece la Reina Ingrith de Ulstead (Michelle Pfeiffer). Ella aborrece a las criaturas del Páramo y decide hacer un falso casamiento entre los jóvenes con el fin de enfrentar a las hadas y pone en jaque la relación entre Maléfica y Aurora. 

La película apuesta a grandes escenarios de acción y paisajes que remiten mucho a la procedencia noruega del director. En muchos de éstos lugares se transmiten leyendas y mitos que pueden observarse en éste filme. Como cuando se abre el mundo del origen de Maléfica, donde la fauna y flora entablan otra conversación dentro de la película. La fotografía de Henry Braham se inclina por tomas panorámicas para demostrar la significación de los espacios abiertos como lo son los palacios e islas. 

En torno a las actuaciones, Angelina Jolie como Maléfica  conserva su frase típica : “Well, well”. Se destaca por su ironía  y un rostro siempre dispuesto a mostrar tanto emotividad como enfado. Elle Fanning en Aurora pone de manifiesto su inocencia. Una interpretación arriesgada, que al principio parece dominado por Jolie y Pfeiffer pero que sabe despegarse gracias a su carácter irreverente y reflexivo.La revelación corre por cuenta de Jenn Murray como Gerda, sierva de la reina Ingrith, malvada y cómica a la vez, impone nueva forma de gestualidad al encarnar un secuaz de su villana. Pero quien se adueña del filme es Michelle Pfeiffer con una interpretación intrigante. Con su conducta controladora y majestuoso porte, es quien impone las reglas del juego.   

Basada en el cuento de hadas “La bella durmiente del bosque” de Giambattista Basile, Charles Perrault  y los hermanos Grimm, el guión  fue adaptado por Linda Woolverton, Micah Fitzerman-Blue y Noah Harpster. En ésta segunda entrega el foco está puesto en tres núcleos importantes: el conflicto entre los parientes del Príncipe Phillip y Aura, una nueva resignificación de la comunión entre Maléfica y Aurora, además de un apartado sobre la génesis de Maléfica. La lleva a su nido originario después de ser acusada por la Reina Ingrith por una supuesta maldición al rey, lo que provoca una nueva guerra entre las tierras del Páramo y Ulstead.  

Puntaje: 70/100. 

 

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *