AdelantosCineCriticaEstrenosRandom

Una versión adulta de un clásico literario que siempre lucha por todas. Crítica de Mujercitas.

La película estadounidense “Little Women” logra mantener la atención en dos horas, gracias a la magistral coherencia que mantuvo la realizadora Greta Gerwing al conducir una gran orquesta de genios. Cada  elemento ya sea una trama actualizada donde cada una de las hermanas: Jo, Amy, Meg y Beth dan un contundente manifiesto feminista y lucha de clases sociales. Por. Florencia Fico. 

El argumento de la película gira alrededor de cuatro hermanas Amy, Jo, Beth y Meg en etapa de juventud residen en su hogar con su mamá en Norte América que padece a distancia su Guerra Civil. Con sus múltiples oficios artísticos y sueños adolescentes, hallaran el romance y lo relevante de los vínculos parentales.

La directora y guionista Greta Gerwig adaptó la novela “Mujercitas”; obra de Louisa May Alcott. Gerwig comienza su relato de la adultez a la infancia. Una vuelta de tuerca que explora una narrativa que emula lo que sintió Greta al leerlo otra vez. En éste momento más maduro halló temas modernos, urgentes y apremiantes. La historia se posiciona desde la vista de Jo March, la escritora del grupo de adolescentes. Ella hizo estallar el texto y logró regresar a sus vidas haciendo un entretejido inteligible.

Los diálogos expresan la dificultad por conseguir la autoría intelectual. Greta hizo una amplia observación sobre la escritora e institutriz original Alcott  quien fue una de las primeras personas que mostraron las vidas de niñas a mujeres como algo relevante y que vale la pena redactar; y darle a conocer al público.

Greta Gerwing se reunió con el equipo técnico y actores para filmar la película. Dentro del primer grupo estuvieron en fotografía el camarógrafo francés Yorick Le Saux quien impregna al filme con claroscuros, filtros que denotan diferentes tiempos en los constantes flashback, iluminación natural y luz del ambiente, hubo un tratamiento detallado en el “antes” con colores cálidos y el “después” fríos. Le Sauk dominó todos los paisajes ya sea un gélido bosque, una opaca mansión colonial, un hogar acogedor, los viajes a otros puntos del mundo sólo con su lente. Controló tiempo y espacio en sus manos.

En torno a la música Alexandre Desplat conformó piezas orquestales a base de piano y violín, asimismo editó la banda sonora muy influida por Mozart y David Bowie que le dieron pulso y ritmo. Mozart ya como compositor tenía siempre vivo su niño interior y Bowie era extravagante como lo son las jóvenes de ésta película.

El comodín fue la actriz irlandesa ella es Saoirse Ronan que dio vida al personaje Jo March, la revolucionaria escritora. Pasó frete a cámara con sus manos manchadas de tinta, llena de lágrimas, ironía y raptos de furia. Ronan ya había trabajado con Greta en su anterior filme “Lady bird”.

“Las mujeres  tienen mente, tienen alma, no solo corazón, también ambición también talento no solo belleza. Estoy harta que la gente diga que una mujer únicamente valga para el amor”, opinó Jo; una frase que demuestra una clara denuncia al pensamiento machista de aquella época donde la mujer ejercía su libertad siendo actriz, prostituta, o casada con un hombre.

La artista británica Emma Whatson interpretó a Meg March una promesa de actriz siempre inconforme aunque nos provee un mensaje que subyace la lucha por pertenecer a un estatus social que no le pertenece.

La actriz inglesa Florence Pugh como Amy March  dio la imagen envidiosa y caprichosa que le tocaba ella tenía un talento por las artes plásticas sus cuadros muestran el surgimiento del impresionismo gracias a los nuevos adelantos en la creación de los pomos de pintura que permitían salir con los tubos y el caballete. En éste movimiento se aprecia esa pincelada gestual es decir con gran carga matérica y capturaba el movimiento del pintor, asimismo la sensación de circulación y la luz en diferentes momentos del día. Cada fotograma replica algún cuadro realista y romántico.

La australiana Eliza Scalen compuso a Beth March poseía dotes como pianista aunque como se conoce su camino fue trunco. La actriz dio el matiz de una joven inocente tampoco santa, realista y extremadamente rara aunque esa ambivalencia le dio un toque particular.

La aclamada actriz estadounidense Meryl Streeep como la Tía March sigue disfrutando de su humor sarcástico y sus comentarios crueles. Dos personajes un poco secundarios Laura Dern en la piel de Marmee March le dio contundencia al poder de cada una de sus hijas Amy, Jo, Beth y Meg. Y el actor franco- estadounidense Timothée Chalamet como Theodore ‘Laurie’ Laurence predominó con su porte con un papel de don juan, quien conquistó el corazón de Amy y la amistad eterna de Jo.

Marmee March ayudó en la Guerra de Sección estadounidense a los familiares y los más necesitados. Mientras los hombres estaban luchando. Fue necesaria la asistencia de las mujeres en aquel momento y al mismo tiempo bregaban por sus derechos sufragistas, independencia económica con diversos oficios, la solvencia financiera y la potestad de sus hijos.

Éstos lemas los portaba Jo quien dentro de su familia intentaba que sus hermanas tengan esa idea de autonomía frente a las exigencias de una comunidad patriarcal. En la batalla civil se ponía en juego la abolición o permanencia de la esclavitud y Loissa May Alcott fue férrea militante de la corriente que pugnaba por la libertad contra la servidumbre.

La película reafirma a Greta Gerwig como una cineasta estratégica en una adaptación monumental que reúne todos los conceptos del texto original; con una innovadora perspectiva temporal y feminista. Un punto focal moderno que abarca una profundización en las líneas de Mujercitas; para encontrar un tono conmovedor y reflexivo sobre  las relaciones de propiedad que daba la época a las jóvenes y la sociedad. El personaje de Jo rescribió enfáticamente la experiencia propia como una matrioshka de autoras: Greta, Jo y Loissa ensambladas en una pieza cinematográfica digna y emocionante.

Puntaje:90.

Actuación
Dirección
Música
Arte
Fotografía

La película reafirma a Greta Gerwig como una cineasta estratégica en una adaptación monumental que reúne todos los conceptos del texto original; con una innovadora perspectiva temporal y feminista. Un punto focal moderno que abarca una profundización en las líneas de Mujercitas; para encontrar un tono conmovedor y reflexivo sobre  las relaciones de propiedad que daba la época a las jóvenes y la sociedad. El personaje de Jo rescribió enfáticamente la experiencia propia como una matrioshka de autoras: Greta, Jo y Loissa ensambladas en una pieza cinematográfica digna y emocionante. 

User Rating: Be the first one !
Mostrar más

Florencia Fico

Licenciada en Periodismo. Especializada en rubros como: cultura, televisión, científico e investigación. Asistente de Cátedra en Arte y Estética UNDAV. Miembro del Club de Graduados. Redactora en Revista Combativas.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios