Una desopilante obra de Daniel Dalmaroni en clave de humor que atraviesa la historia argentina y aborda diferentes mitos nacionales e internacionales ubicada en las horas previas de la llegada del hombre a la luna en el marco de la Guerra Fría. por Javier Erlij

El principio de la negación y de los deseos proyectados están presentes desde el inicio de la obra cuando el hijo vuelve con el rostro transformado por una operación al hogar luego de haber trabajado dos años en Estados Unidos como astronauta suplente ante la inminencia del primer alunizaje del hombre y los padres pese a darle pruebas que es su retoño se niegan a aceptarlo.

Los progenitores no pueden aceptar la realidad y prefieren hacer como si no hubiera pasado nada antes que ver como sus deseos no concretados en su hijo se van desvaneciendo. 

El guión de Dalmaroni en sus varias capas de la trama aborda el Cordobazo, el Rosariazo, el gobierno de Facto de Juan Carlos Onganía, la proscripción del peronismo, el regreso del General Perón al país y la satirización de la obsesión de echarle la culpa a la izquierda de todos los males nacionales.

Los roles protagónicos en unas muy ricas composiciones están a cargo de Patricia Echegoyen en una actuación deslumbrante llenas de matices, como el padre un acertado Alfredo Castellani y en el papel del hijo Patricio Paz.

Con respecto a la escenografía, los realizadores Daniel Feijóo y Silvia Bonel lograron una recreación de época impecable al igual que la música original que acompaña la trama a cargo de Santiago Rosso.

La aceitada dirección está a cargo del avezado Santiago Doria.

Una cuidado guión, actuaciones y demás rubros constituyen una gema para disfrutar del principio al fin.

Calificación: Excelente.

Se puede ver los lunes a las 20:00 hs en “El Tinglado”, Mario Bravo 948

 

 

 

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *