CineCriticaDramaEstrenosFestival Internacional de Cine de Mar del PlataPelículas Argentinas

“Una escuela en Cerro Hueso” de Betania Cappato. Crítica.

Aceptación sin prejuicios en la construcción de una comunidad.

La película de Betania Cappato, “Una escuela en Cerro Hueso”, realiza su estreno en el marco del 36° Festival Internacional de Cine de Mar del Plata. Además forma parte de la competencia argentina de largometrajes. Una ficción que deja la puerta abierta a la realidad para que entre. Demostrando que la integración siempre es posible.

Luego de ser rechazada por 17 instituciones, una escuela rural acepta a Ema. Diagnosticada dentro del espectro autista, la niña puede iniciar la primaria gracias a la dedicación de sus maestras y el acompañamiento de los demás niños del grado. Una nueva vida comienza para la familia a orillas del río Paraná. Con el tiempo y de manera sutil Ema se abrirá al mundo, haciendo amigos y disfrutando de la vida en el pueblo.  

Ante los ojos de sus compañeritos Ema es una más. Ellos no parecieran discriminar, no les interesa de dónde viene ni porque hace lo que hace. Comprenden que Ema es así y la juzgan. Al contrario de lo que hicieron todas las instituciones a la que los padres enviaron solicitudes. La pequeña escuela rural, de poco recursos, es la que más desinteresadamente da. Sin tener miedo a pedir ayuda de ser necesario, no le niegan la educación a nadie. 

Basada en una historia real “Una escuela en Cerro Hueso” es una de esas películas esperanzadoras con gran corazón. Betania Cappato consigue que la realidad se meta en su ficción, haciendo que los niños se olviden que la cámara está ahí espiándolos. Ellos solo se dedican a vivir el universo que les propone la directora, logrando brindar al audiovisual una vivacidad arrasadora e inigualable.

Calificación.

Dirección
Montaje
Arte y Fotografia
Música
Actuación

Basada en una historia real “Una escuela en Cerro Hueso” es una de esas películas esperanzadoras con gran corazón. Betania Cappato consigue que la realidad se meta en su ficción, haciendo que los niños se olviden que la cámara está ahí espiándolos. Ellos solo se dedican a vivir el universo que les propone la directora, logrando brindar al audiovisual una vivacidad arrasadora e inigualable.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas
Mostrar más

Francisco Mendes Moas

Estudio, hago y escribo sobre cine. Mi relación con el séptimo arte siempre peligra con convertirse en una peligrosa adicción.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar