¿Un ángel sin pudor?¿El demonio nos gobierna?¿El ansia perversa?¿Apenas un delincuente…?Podría ser…Pero lo que propone el talentoso realizador Luis Ortega,antes puro experimento y ,ahora,jugando para las ligas mayores,en El ángel, su más reciente film, es una impactante radiografía de un psicópata juvenil, que funciona como metáfora de una sociedad degradada. por Carlos Abeijon

La libertad entendida como un todo vale,que desafía la moral imperante y coquetea con lo siniestro.Para Carlitos,personaje inspirado en Robledo Puch(no era necesaria su mención, casi promediando la historia) los seres humanos son objetos manipulables,carece de toda emoción y juega a vivir como un rebelde sin causa, con resultados nefastos. La pulsión  homoerótica, reprimida se canaliza hacia el crimen, el robo, el sadismo y la burla a cualquier norma que la sociedad le imponga, mientras baila,a alegremente, El extraño de pelo largo.

Mata sin piedad a sus amigos o a quien se le cruce, roba lo que sea y coquetea, con su porte andrógino, a los machos que se le cruzan, pero sin definirse.La histeria es dejar un deseo en suspenso y la realización del deseo es siniestra(quedarse con la madre, diría Lacan).

No hay piedad para la vida,ni la propia y el descenso a los infiernos es un goce infinito.Todo con buenas maneras y un flujo de seducción.

Después de las notables Caja negra, Monobloc, Verano maldito y unas pocas cosas más, Ortega, el hijo del revalorizado Palito, entre Bresson y Favio, entrega un opus subyugante y maléfico, donde reafirma su talento y va mucho más allá de lo esperado.Maneja climas y elencoa la perfección, con música disfrutable de los años setenta, hace un homenaje a una canción de su padre(cuya ley desafía en este film) y descubre una gema: el joven Lorenzo Ferro en un protagónico prodigioso.¿Se puede pedir más?Sin dudas:una de las mejores películas argentinas del año y entre las más destacadas,de otros lares, en lo que va del 2018.Para la recomendación y la polémica.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *