AcciónAdolescenteAnimacionAnimeEstrenosNetflixThrillerZona Friki

Trese la última apuesta animada de Netflix

Trese, es la última producción animada de Netflix, que si bien se presenta como un anime, tanto su estética como temática e incluso el origen de la obra se remonta al formato cómic de estilo muy americano, pero con Singapur como su país de origen. La serie se basa en una serie filipina homónima escrita por Budjette Tan y Kajo Baldisimo. La misma consta de solamente seis episodios de treinta minutos cada uno de pura violencia, fantasía y cultura asiática.

La protagonista es Alexandra Trese, una joven “Lakan” el puente entre el inframundo y el mundo humano. El contexto es un presente conflictivo de ambiente urbano tóxico ubicado en Manila, capital de Filipinas, en donde el común acuerdo entre humanos y bestias se rompió, por lo cual brotan conflictos sobrenaturales que exceden la jurisdicción policial y ahí entra nuestra protagonista quien hace de intermediario y conecta información de los dos mundos para resolver misterios.

La serie está cargada de contenido explícito, violencia de primera mano ya que el caso principal de la historia es el tráfico de humanos en Manila a cargo de varias mafias míticas y taumatúrgicas que cruzan la fantasía oscura con la mitología oriental y algo de hechicería oriental. Si bien no llega a los niveles de Invencible, si tiene un grado de agresividad lo suficientemente fuerte para ser considerado adulto. La mixtura entre el acartonado policial americano y la geografía condimentada con ocultismo filipino genera fuertes contrastes pero al final de cada episodio se consolida en un producto atractivo y entretenido. 

El apartado visual de Trese bajo la dirección de Jay Oliva (Spider-Man 1996, Jackie Chan animado y La Liga de la justicia) logra un bello aspecto muy similar a las clásicas series animadas de superhéroes de DC-Comics, con la misma aura oscura, pero con un dinamismo más fluido y claras referencias a series icónicas del género como Buffy la Cazavampiros y Ergo Proxy en referencias visuales y prácticas. 

En definitiva Trece es un producto híbrido, interesante pero inquietantemente incompleto en lo que a originalidad respecta. Sus puntos más fuertes con los tintes filipinos y los guiños a la magia oscura que combinados con su rítmica detectivesca tan típica, termina por atraer a fanáticos tanto del anime como de las series del género, pero no termina de combinar lo suficiente sus ingredientes para tener una personalidad auténtica. Aunque como experimento de parte de Netflix esta es sin duda su acercamiento más exitoso al objetivo de crear su propio catálogo original y animado.

Etiquetas
Mostrar más

Lucas Ritchie

Licenciado en Relaciones Laborales, aficionado a la cultura japonesa, series y anime.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar