CineCriticaEstrenosIndependientesPelículas Argentinas

“Tiempo Perdido” de Francisco Novick y Natalio Pagés. Crítica

Breve Encuentro

En la plataforma de CINE.AR PLAY puede verse “TIEMPO PERDIDO” el filme de Francisco Novick y Natalio Pagés que tuvo su debut en la sección Panorama de Cine Argentino del 34º Festival Internacional de cine de Mar del Plata

 

Un acto deliberado de coraje todavía es posible en este mundo, un acto de espontánea belleza(Henrik Ibsen – Hedda Gabler)

 

 

El universo de Ibsen está sobrevolando permanentemente esta ópera prima de dos jóvenes directores como Francisco Novick y Natalio Pagés, pertenecientes al Colectivo Rutemberg, un equipo abocado a la producción audiovisual y a la edición de libros especializados en cine.

TIEMPO PERDIDO” sigue los pasos de Agustín Levy (Martín Slipak) que ya lo conocemos desde las primeras escenas como un apasionado del mundo literario, desde el colegio secundario, con un vínculo estrecho con su profesor de literatura.

Pasan los años y Agustín ya ha dejado de escribir sus cuentos, ha abandonado el placer que encontraba por contar esas pequeñas historias con las que había llamado poderosamente la atención del profesor, y se ha transformado en un notable académico que se ha radicado hace varios años en Noruega. Justamente allí ha encontrado el espacio ideal para desarrollar toda su investigación y la escritura de su tesis acerca de la influencia que ha ejercido Ibsen en el teatro nórdico.

La excusa de un congreso en el que participa como expositor lo trae nuevamente a Buenos Aires y en cierto modo, ese viaje implicará al mismo tiempo, un regreso a su pasado. Desde un encuentro que aparenta casual con una de sus compañeras del secundario como también una cena planificada con ese profesor que él tanto admira -que no había visto desde el aula del secundario-, previa a su partida hacia territorio escandinavo.

Como todo encuentro con el pasado, se verán convocados, irremediablemente, ciertos fantasmas amorosos, fragmentos de su adolescencia que siguen presentes a través del cruce con estos personajes, sensaciones encontradas, reflexiones, dudas. Pero por sobre todo, aparecerá un encuentro con emociones antiguas, casi olvidadas que su mundo interior, pleno de seguridad, entre en conflicto.

Martín Slipak se pone en la piel de Agustín Levy y con este nuevo trabajo,  además de demostrar una vez más que es uno de los actores más dúctiles de su generación, es asombroso ver que construye su personaje con un compromiso tal que logra resolver con suma naturalidad, diálogos y textos muy complejos, que no sonarían así de firmes y claros en boca de cualquier otro actor.

Ese contrapunto con el pasado en el que han quedado atrapadas algunas expectativas incumplidas –en ese amor adolescente que en apariencia subestima pero que al mismo tiempo lo desestructura-, pero que se compensa con creces con un desarrollo profesional que inclusive llena de admiración a su maestro es ese punto de crisis en el que Agustín se encuentra atrapado.

La admiración que él tenía por su maestro ha sido subvertida y es su maestro quien ahora considera que ha logrado profundizar tanto el universo de Ibsen y la profundidad de su dialéctica en las investigaciones, que hasta se considera incapaz de expresar alguna opinión: como todo buen maestro, ha dejado una huella tan importante en su discípulo que éste lo ha superado con creces y esa es la inexplicable magia de la transmisión del conocimiento y de despertar conciencias.

Sólo podría señalarse alguna teatralidad extrema en la puesta (con decisiones de mantener un sola escena del reencuentro profesora-alumno que tiene una duración de más de veinte minutos, demasiado atrapada en plano-contraplano) y algunos diálogos que sobreexplican algunas cosas, pero nada hace que “TIEMPO PERDIDO”  no pueda disfrutarse enteramente y junto a Slipak disfrutar de los trabajos de María Canale como ese viejo amor adolescente y César Brie como el profesor motivador que le ha cambiado la vida y aún hoy, citando a Ibsen y su “acto deliberado de coraje” lo sigue impulsando al cambio.

 

 

Calificación

Dirección
Guion
Arte y Fotografia
Música
Actuación

El encuentro con el pasado en una propuesta diferente con aires del universo de Ibsen entretejiendo el vínculo profesor-alumno.

User Rating: 3.78 ( 2 votes)
Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios