CineCriticaDramaEstrenosInternacionalNetflix

“The Devil all the time” de Antonio Campos. Crítica.

Los pecadores llegaron a Netflix y se presenta a un cast sorprendente.

The devil all the time, película basada en el libro de Donald Ray Pollock, ya es parte de Netflix y demostró la fuerza de todos los actores que hacen de esta película oscura, sórdida y perfecta.

Dos pueblos conectados, ambientados en 1960, son la locación para esta historia. Nueve personajes siniestros muestran sus vidas, y todo ocurre alrededor de un joven que hará lo que sea por proteger a sus seres queridos. Tom Holland, Bill Skarsgård, Robert Pattinson, Sebastian Stan y Mia Wasikowska, son los protagonistas de este filme oscuro que deja una sensación extraña pero placentera al espectador. 

Además de los protagonistas, otros actores muy reconocidos forman parte del film. Jason Clarke, Riley Keough, Haley Bennett y Harry Melling, junto a los personajes principales, provocan en el espectador escalofríos cada vez que aparecen en escena. La actuación de Tom Holland junto a Robert Pattinson sorprende de muchas maneras: se los ve en unos roles muy fuertes y sus diálogos tienen mensajes siniestros que se contraponen con lo que representan los actores en el mundo del espectáculo. Por otro lado, el parecido entre Bill Skarsgård y Holland es inesperado. El vestuario de ambos muchas veces coinciden, y el más joven demuestra que es capaz de imitar la cara de Skarsgård, cuando es necesario. 

Antonio Campos, director y co-escritor de Simon Killer y Afterschool, fue el encargado de guiar a todo el cast, logrando que “el diablo” esté con cada uno de ellos. El cineasta es conocido por producir Martha Marcy May Marlene y Buy It Now; y ahora demostró ser capaz de adaptar el guion y llevar a la pantalla de Netflix una historia siniestra. Al respecto, cabe destacar el trabajo del cast, la elección de éste y la caracterización en maquillaje y vestuario a lo largo de la película. 

Como en todas las películas, los trabajos de los técnicos aportan para que se exprese un mensaje en específico. La música acompaña muchísimo lo que se cuenta en este drama, utilizando en su mayoría instrumentales que provocan preocupación y peligro. El sonido y las canciones que suenan en la radio, ayudan a ambientar al espectador en tres años distintos, donde la guerra y posguerra eran los hechos que cruzaban a Estados Unidos.

Los planos y muchas veces la iluminación parecen que están creando una postal, y podría decirse que se fusiona con el género documental. Esto no es al azar, ya que está acompañado por la narración del mismísimo escritor Donald Ray Pollock. En algunas escenas, esta idea de cámara en trípode cambia, y el mismo camarógrafo toma los planos con la cámara en mano, creando una sensación de incomodes que combina con el mensaje. Los colores que predominan en la película son oscuros y sucios, representando a todos los personajes y a la misma historia. 

The devil all the time” llegó a Netflix para demostrar el poder que estos actores tienen, y que muchas veces pueden sorprender en escena. La película iguala al libro al mostrar “una historia no apta para almas sensibles que retrata la cara más fanática, sórdida y violenta de Estados Unidos”, como bien dice la sinópsis del mismo. Acompañado de todos los recursos audiovisuales, “The devil all the time” transmite esa oscuridad, siniestra y sucia, que tienen los personajes y sus vivencias.

The devil all the time. Crítica

Arte y Fotografía
Guión
Música
Actuación
Dirección

La película deja una sensación de placer y suciedad que es creada por el cast y la oscura historia.

User Rating: 5 ( 1 votes)
Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios