CineCriticaEstrenosLatinoamericanasPelículas Argentinas

“Simulacro” de Gustavo Postiglione. Crítica.

El cine en vivo. Experiencia inédita en Argentina.

La película se puede ver por streaming en la plataforma www.octubretv.com desde cualquier parte del mundo.

El director de “El asadito” (2000). Pieza de culto, que rodó en 24 horas y que representa una película innovadora para una época de surgimiento en el cine argentino. Filmada en blanco y negro y durante las horas que dura esa reunión, de un grupo de amigos en una terraza. Obra que refleja un tiempo y un espacio en la vida de los personajes, como también de una sociedad.

Cualidad que Postiglione consigue plasmar, una vez más acreditando gran técnica y estilo propio, en su nuevo trabajo disruptivo en la  película de reciente estreno.

Se escucha ¡Acción! Y los actores protagonistas: Lara Todeschini, Claudia Schujman y Gustavo Guirado salen a escena. En simultáneo una banda sonora musicaliza en vivo, se filma y se estrena.

Una obra experimental, que se realiza por primera vez en Argentina y casi sin antecedentes en otras partes del mundo.

El realizador rompe las formas convencionales del cine, explorando nuevos terrenos, en busca de innovar ciertas estructuras, en una época de transformación en el plano audiovisual.

Desde el sillón de su casa y en sincronía desde el Complejo Cultural Atlas en la ciudad de Rosario, lugar donde se filma, el espectador puede disfrutar de la historia, en el mismo instante en que se graba y se proyecta en pantalla.

Tiempo y espacio no se modifican en un relato que consigue evitar “el teatro filmado” mediante un plano secuencia de una cámara que durante casi 90 minutos, se mueve entre el escenario y los camarines guiada por la mirada narrativa del autor, que dirige y define sus elecciones en cuanto a encuadre, iluminación y administración de los tiempos.

El punto central de la trama está puesto en la relación entre una actriz que realiza un casting y la atenta mirada del director. Un espejo y su reflejo juegan a simbolizar una duplicidad entre lo real y el simulacro de los personajes. A la vez que ensayan sus líneas y se dispersan conversando distintas cuestiones personales.

De esta manera, el público se convierte en los ojos de la cámara quedando atrapado en una actitud fetichista, que busca respuestas a sus intrigas y fantasías en su imaginario del detrás de escena.

Así el espectador, se transforma en espía, entre discusiones que refieren a circunstancias íntimas, pero también públicas, conversaciones intelectuales y filosóficas y diálogos cautivadores, que atraviesan las distintas artes, como el cine, el teatro y la música.

Un relato que reflexiona entre la ficción o la realidad y la necesidad de ambas para poder existir. Es decir, la ficción y su imperiosa necesidad de esta existencia para poder vivir y la realidad que requiere siempre de una dosis de ilusión.

Dirección
Arte y Fotografia
Música
Actuación

"Cine en vivo" Una nueva propuesta a la hora de narrar y producir.

User Rating: 4.45 ( 6 votes)
Etiquetas
Mostrar más

Ricardo De Luca

Crítico de cine.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios