CineCriticaDramaEstrenosFestivalesInternacionalNetflixNoticias

“Si Supieras” de Alice Wu. Crítica.

Llegar hasta la cima de todo para sentirse vivo.

El romance, la diversidad sexual y conectarse con sus deseos se hacen presente en el nuevo estreno de la plataforma Netflix, ganadora del último Festival de Cine de Tribeca. Por Bruno Calabrese.

Ellie Chu (Leah Lewis) es una joven estudiante que sobrevive al último año de escuela en Squahamish. Frustrada por no poder concurrir a Grinnell College para no dejar a su padre viudo y desocupado (Colin Chou), que a su vez carga con su poca confianza en si mismo. A pesar de eso la joven logra ganarse un dinero extra gracias a escribir ensayos para sus compañeros menos trabajadores. Ellie posee una inteligencia superior a los demás pero no goza de la mayor popularidad de la escuela y es víctima de las burlas de sus compañeros de clase cada vez que viaja en bicicleta a la escuela. 

Cuando un jugador de fútbol llamado Paul (Daniel Diemer) le ofrece $ 25 para escribir una carta de amor a una estudiante llamada Aster (Alexxis Lemire), Ellie se niega. Pero cuando él sube el precio a $ 50, ella está de acuerdo.Como una  especie de “Cyrano de Bergerac” se pondrá en marcha una trama familiar de identidades ocultas, pasiones reprimidas y giros inesperados.

La historia escrita por el dramaturgo Edmond Rostand tuvo varias adaptaciones cinematográficas a través del tiempo. Muchas basadas en la obra original, otras tomando como premisa el concepto general de la obra como “Roxanne” (1987) con Steve Martin y Daryl Hannah o “La verdad sobre los perros y los gatos” (1996) con Uma Thurman. Pero en este caso la reversión va un paso más adelante que todas las otras, los mensajes de texto no existían cuando en todas las otras adaptaciones. Wu lo usa con un efecto sorprendente, permitiendo que los conflictos internos de sus personajes se expresen en tiempo real y, en muchas ocasiones, de manera contradictoria. Pero la directora también aprovecha la ocasión para citar a Platón, Camus y Sartre, salpicado con clásicos del cine romántico como “Casablanca”, “His Girl Friday” y “Wings of Desire”.

El film también cuestiona los mandatos sociales, la religión, el esnobismo de gran parte de la sociedad burguesa, tanto de los compañeros como de los padres. Todo lo hace sin perder el ritmo, ni caer en golpes bajos. Con una sutileza asombrosa, a través de planos planos simples pero simbólicamente significativos (el de Aster y Ellie haciendo la plancha en el estanque de agua es de una belleza indescriptible), la directora logra transmitir muchos sentimientos reprimidos y verdades ocultas de los personajes.

“Somos la fuente de nuestro propio infierno” dice la maestra de Ellie, interpretada por Becky Ann Baker, citando a Oscar Wilde al principio de la película. Pude sonar fuerte, teniendo en cuenta el ritmo suave y tierno con que se desarrolla el film, pero es la premisa principal sobre la que girará la vida de los tres personajes principales hasta llegar a la otra cita de Sartre “El infierno es el otro”. Todos son culpables por no enfocarse en sus deseos pero una vez que puedan vislumbrarlos y sacar todas sus verdades se darán cuenta que el infierno es una construcción social que nada tiene que ver con los deseos sino con la represión de los mismos.

Con las maravillosas actuaciones del trío de jóvenes protagonistas, “Si Supieras” aparenta ser una película para adolescentes, pero es mucho más que eso, es también una entrañable comedia sobre los deseos, los sentimientos y un profundo viaje espiritual de descubrimiento personal.

Puntaje: 90/100.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar