El director Walter Tejblum incursiona luego de haberse dedicado al documental por primera vez en el territorio de la ficción y logra una pincelada de personajes creíbles típicamente argentinos e incursiona en la geografía de Taiwan con sus habitantes e historias. por Javier Erlij

El rabino de la  sinagoga para salvar la ejecución de propiedad por no poder cancelar un vencimiento de deuda del templo emprende un raid de viajes para conseguir donaciones por Nueva York y luego a Taiwán

El director Walter Tejblum incursiona luego de haberse dedicado al documental por primera vez en el territorio de la ficción y logra una pincelada de personajes creíbles típicamente argentinos e incursiona en la geografía oriental con sus habitantes e historias.

Luego que el financista encarnado por Carlos Portaluppi, le niega una prórroga del pagaré  al templo al líder religioso interpretado por Fabián Rosenthal, toma la sugerencia de un colega de buscar préstamos primero por Estados Unidos y luego de la experiencia negativa al no conseguir liquidez en dolares parte hacia la ciudad de Taiwán donde recibe una catarata de enseñanzas de vida más allá del dinero vislumbrando luego de este viaje los problemas de otra manera para poder solucionarlos.

Tejblum logra una comedia agridulce y sale airoso como realizador de ficción en “Shalom Taiwan”.

Puntaje: 8 (ocho)

ENTREVISTA EXCLUSIVA CON EL DIRECTOR WALTER TEJBLUM Y CON EL PROTAGONISTA FABIÁN ROSENTHAL

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *