AnimacionAnimeComediaDramaFantasíaNetflixRomanticaZona Friki

Recomendado animado de junio: Amor de gata

El último largometraje de animación japonesa de Netflix es un increíble acierto para disfrutar en esta cuarentena

Amor de gata (Nakitai Watashi wa Neko o Kaburu) se estrenó en Netflix el pasado 18 de junio, escrita por Mari okada (Anohana, araburu kisetu otoe domo yo) es una película que estaba prevista para estrenarse en cines de japón y algunos otros países del mundo a principios de junio, pero a causa de la pandemia su estreno se reservó para ser exclusivamente online en la plataforma.

La historia se centra en la vida de Miyo, una joven de escuela secundaria la cual se esfuerza en mantener una sonrisa y una buena actitud a pesar de tener un melancólico pasado y un conflictivo presente a causa de su relación con sus padres. Tratando de huir de sus problemas como si de una de las clásicas leyendas de youkas japonesas se tratase, un regordete gato se aparece frente a ella en un festival y le vende una mascara magica la cual le permite intercambiar su cuerpo por el de un gato, pero claro todo lleva sus consecuencias ocultas.

A lo largo de su poco más de hora y media de duración, la película oscila entre la comedia y el drama leve, pero sin dejar nunca que el clima se enturbie demasiado lo que la hace un slice of life con toques fantásticos muy agradables para toda la familia. La calidad del arte es magistral tanto en fondos como diseños y también la fluidez de los movimientos creando un espectáculo visual muy atractivo a la altura de cualquier otra producción de grandes estudios. Por momentos se llegan a ver referencias incluso a clásicos como “el viaje de Chihiro” o a una versión moderna de “Alicia en el país de las maravillas” lo que es muy refrescante dentro de un genero clasico como el romance escolar en el anime.

En lo que respecta al argumento es muy sólido durante la primera mitad, sin embargo cerca del final la fantasía inunda la pantalla de una manera un tanto abrupta que no es la mejor ejecución posible, pero es un cliché característico de las obras de Mari Okada, aun asi no le quita emoción y sentimiento los cuales están presentes y palpables en todo momento siendo una película totalmente orgánica y concreta. Si bien no alcanza el estándar de otros largometrajes de la plataforma como lo es Koe no Katachi, es una película muy competente y agradable para disfrutar durante la cuarentena.

Etiquetas
Mostrar más

Lucas Ritchie

Licenciado en Relaciones Laborales, aficionado a la cultura japonesa, series y anime.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios