Luego de sorprender al público con su ópera prima “Los Globos” en el 2016. En el marco de la Competencia Internacional del 34º Festival de Cine de Mar del Plata, el director vuelve al ruedo con un drama de la vida cotidiana, donde se cruzan las culpa, el remordimiento, las relaciones laborales y sentimentales. Por Bruno Calabrese.

Luisa (Sofía Gala Castiglione) tiene dos trabajos, uno en una fábrica de artesanías y otro de niñera de Felipe, un niño de clase acomodada. Una serie de descuidos, donde se  mezclan una distracción de ella y otra del novio que viene a atender su urgencia, desencadena una emergencia médica en el niño de consecuencias muy graves.

Luego de superado el percance, los padres del niño atraviesan esos días con total hermetismo. Eso provocará en Luisa una angustia sofocante que afectará su relación con Miguel, quien afronta la situación sin sobresaltos, y con todo su entorno.

Mariano González logra con esta película un relato íntimo yprofundo. Un film que relata de manera sostenida, pero contundente, profundos sentimientos aterradores, como la culpa y el remordimiento La cámara sigue de manera permanente a Luisa en cada una de las instancias que deberá afrontar después del casi trágico suceso.

A raíz de ese suceso, se ponen en juego circunstancias de la vida cotidiana a la cual todos estamos expuestos, sin distinción de clase social. Peligros ocultos, el azar y accidentes inmanejables por descuidos o negligencias a los que todos estamos expuestos. La diferencia acá es el límite existente entre la relación laboral y la relación sentimental a la que se enfrenta la protagonista: amorosa pero que no deja de ser de trabajo con un niño.

También refleja la diferencia de sensibilidad que se da en los distintos estratos sociales, la cual está marcada por la complejidad que existe en las relaciones laborales de este estilo. Luisa tiene una sensibilidad especial, no solo hacía el niño, sino también hacia los padres. No así ellos, que solo ven en la protagonista solo una empleada que no cumplió con la tarea para la cual se la contrató, algo entendible y complejo, teniendo en cuenta que está en juego la vida de un hijo, pero que da para el debate.

La película encuentra su punto más alto en la magnífica y consagratoria actuación de Sofia Gala Castiglione. En ella se ven reflejados sentimientos de angustia, de culpa y remordimiento, pero a la vez de impotencia por no saber como manejar esos sentimientos sin explotar.

“El Cuidado de Los Otros” es un relato profundo, marcado por la cercanía que genera en el espectador la cotidianidad de las acciones que refleja. Un film que no recurre a sobresaltos ni a golpes bajos para mostrar el conflicto, pero que a la vez incomoda y duele.

Puntaje: 95/100.

 

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *