CineEntrevistasEstrenosFestival Internacional de Cine de Mar del PlataFestivalesIndependientesNoticias

Martín Sappia: “Mi mayor deseo es poder estrenar la película en sala”

El director de “Un cuerpo estalló en mil pedazos” Martín Sappia, dialogó en una entrevista exclusiva para Cine Argentino Hoy y “La Naranja Crítica”.

La ópera prima de Martín Sappia, “Un cuerpo estalló en mil pedazos” recoge uno a uno los rastros posibles de una vida misteriosa, las huellas dispersas de un hombre que tiene devoción por el mundo, aún cuando es ese mismo mundo el que lo expulsa hacia el dolor y el desamparo.

-Jorge Bonino, triunfó en el mundo, también en Buenos Aires, y como quedaron muy pocos registros de ello, gracias a vos se puede rescatar la figura patrimonial de él, con la particularidad de que no está retratada, sino narrada a través de textos y de una magnífica literatura ¿cómo surgió tu idea de plasmarlo de esa manera?

Sappia: A mí me gusta pensarlo de la siguiente forma; yo nunca quise hacer una biografía, no me interesaba y aparte lo creo imposible, para mí no lo es, pero cada uno puede ver la película como quiera y sacar la conclusión que le parezca. Lo primero que me impactó de este personaje fue que yo me encontré con un libro de una editorial de Córdoba donde se retrataban unas entrevistas y lo que me atrajo rápidamente es lo fantasma que rodea al mito de Bonino, da mucho jugo para construír relatos y ahí el cine se beneficia mucho, porque no es ninguna biografía oficial, entonces no depende de una única verdad.

Fue una investigación laboriosa, hice más de 52 entrevistas, al principio estaba solo con una camarita, el micrófono y ahora todas esas grandes entrevistas pasarán a un archivo en el que estamos trabajando. Con eso me “informe” sobre él y me gustaba que en cada uno de los personajes que entrevistaba, encontraba una historia diferente, complementaria o contradictoria a la anterior, y así se fue armando un entramado donde me dí cuenta que el rumor y el recuerdo contradictorio eran la fuente más interesante. El personaje es brutal, por lo que dicen que él hacía y por esos míticos recuerdos. El laberinto de conexiones y desconexiones del que hablo me maravilló absolutamente y cada vez que efectuaba una entrevista quería hacer otra y otra, así sucesivamente. Es más, tengo anotada 20 entrevistas más para hacer, y me encantaría poder realizarlas, aunque sea para sacarme las ganas. Retomando, de esa forma  forcé la idea de reflejar la película. 

Realicé más de 52 entrevistas, y aún después de estrenar la película me quedan 20 más por hacer y me gustaría concretarlas, aunque sea para sacarme las ganas. 

-Hasta el final de la película no se sabe exactamente cómo todo fue construído, ¿Tenés formación literaria y cómo lograste eso?

Sappia: Mi formación es en comunicación, así que de eso sé poco y nada, pero soy de amante de la literatura y me interesan mucho las películas que indagan, investigan y buscan la conexión entre la literatura y el cine. Son elementos que traté de poner en juego para poder hacerlos dialogar con lo que yo ya tenía de Bonino. A mí el “rumor” y el “dicen” me recordaba a tías y abuelas que te contaban lo que otras vecinas le manifestaban, es casi un recurso que tomé de ellas mismas. Siempre que uno aborda un personaje tiene que dialogar con el mismo, más allá de que no lo haya conocido, se dialoga siempre, cuando uno escucha música, cuando lee un libro, etc.

Yo me imaginaba a Bonino escuchando estas narraciones de sus abuelas en la Pampa Griega y desolada de los años 30´ y 40´ cuando él nace, aparte era un gran narrador, lo hacía con un idioma inventado pero narraba, y la gente se quedaba pasmada con eso, no tenía construcciones muy intelectuales pero sabía darle un valor extraordinario. Eso en cuanto a lo literario, y en cuanto a lo visual de la película, los árboles, por ejemplo, para mi eran más que eso, hablan de él en su oficio de arquitecto, etc.

Encontrar la conexión entre la literatura y el cine me permitió reflejar la idea de la película que yo deseaba hacer…

-¿Cómo fue el proceso para que quede seleccionada dentro de la competencia Argentina?

Sappia: La acerqué al festival, la envié. Yo soy editor, mi oficio es de eso, no de director. Ya trabajé en varias películas que han participado en el festival de Mar del Plata, conozco a la gente que lo realiza y aparte también siempre voy.

-¿Cómo sigue “Un cuerpo estalló en mil pedazos”, es decir, la evolución de la película?

Sappia: Justo esta semana también se estrena la película en el Festival Internacional de Torino, el viernes será presentada en Italia. El festival también iba a ser presencial y en estos días que todo se desbordó nuevamente se decidió realizar online. Mi obra prima estará allí y después de ese estreno maravilloso que aún me mantiene emocionado con las devoluciones y conmovido por el proceso, me gustaría que pasara a sala, es decir, me gustaría poder verla en esa circunstancia. Ahora eso último es mi mayor deseo… 

Me gustaría que la película pasara a sala, es decir, me gustaría poder verla allí, ahora ese es mi mayor deseo…

Reviví el audio de la entrevista completa con Martín Sappia

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios