AnimacionAnimeZona Friki

Majutsushi Orphen: el regreso que nadie pidió

El hechicero negro regresa con una nueva adaptación animada, pero menos agraciada que su versión noventera.

El negocio de la nostalgia no solo es un recurso válido para Hollywood, es también un elemento recurrente de la industria del anime y pisa cada vez más fuerte. Majutsushi Orphen, conocido en Latinoamérica como simplemente “Orphen” es una obra que inició como novela ligera en 1994, también tuvo varias adaptaciones a manga y también el mítico anime que se transmitió en Argentina por el canal Magic Kids a principios de los 2000. Cuando ver anime en televisión no ocultaba una guerra ulterior por los derechos de emisión.

Si bien la demografía de Orphen es un Shonen, la historia siempre tuvo un aura oscura teñida de tragedia. La misma es protagonizada por el joven hechicero de nombre homónimo, un ex miembro de la prestigiosa Corte de la Torre de Los Colmillos, el cual persigue a través de un mundo semi medieval a una preciada amiga, Azalea, la cual tras usar su propio cuerpo como material para hechizos magicos, terminó convertida en un enorme dragón que vago sin rumbo por varios años, hasta que sucede el encuentro predestinado entre ambos personajes.

El resultado de el reciclaje estrenado en los primeros días de este 2020 no es más una pobre imitación de la adaptación anterior. Si bien es cierto que los animes de los 90’ gozaban con una calidad magistral a costo del sueldo de animadores mal pagos (que todavía son mal pagos), el diseño y fluidez de la nueva versión es lastimosa. No podría ser de otra forma ya que el encargado del proyecto es el nefasto Studio Deen, el cual ya arruino de forma irreparable la animación de grandes franquicias como Nanatsu No Taizai.

Colores chillones, diseños aniñados y seiyuus no tan profesionales ofrecen una nueva versión de Orphen políticamente correcta, edulcorada, menos ruda y muy alejada de la lúgubre obra de antaño la cual incluso podía igualar la intensidad visual de un seinen de fantasía oscura. Sin embargo no está todo perdido, son pocos pero hay casos donde las obras están tan bien orquestadas que incluso superan su medio de adaptación. En este caso Orphen es adaptado de las novelas directamente, y no del manga como lo fue su antigua e incompleta versión. Así quizás todavía haya esperanzas para la nueva aventura del hechicero negro.

Mostrar más

Lucas Ritchie

Licenciado en Relaciones Laborales, aficionado a la cultura japonesa, series y anime.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar